CORREO

Penina

Escribía Miguel Hernández: "Tú eres uno de aquellos hombres que contiene un alma sin fronteras", "universal fielmente", se refería a los luchadores sociales de la revolución Libertaria española.

Seis años antes en Rosario, luego del golpe de Setiembre de 1930, habiendo implantado Uriburu la ley marcial, fusilaron en las barrancas del saladillo al obrero anarquista catalán Joaquín Penina. Se inauguraba así una fatídica etapa de persecuciones a los militantes sociales y proletarios. En 1931, los fusilamientos de Severino Di Giovanni y Paulino Scarfó.

El proceso de Bragado que encarceló más de una década a tres militantes de la FORA V Congreso: Vuotto, Mainini y de Diago. Los perseguidos y estigmatizados desde lo alto eran en todos los casos trabajadores de ideología y prácticas solidarias, revolucionarias, insumisos al poder plutocrático, eclesial y militar. Mientras tantos los políticos de entonces maniobraban en sus conciliábulos y maquinaban sus contubernios.

Firmaban pactos como el Roca Runciman, entronizaban a Justo, Ortíz, Castillo y agregaban eslabones a las cadenas que amordazan a los pueblos, agregando el sexto dominio a la corona británica.

Joaquín Penina, obrero anarquista, hijo del pueblo, sangre derramada por chacales cancerberos de privilegios

Carlos A. Solero

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.