CORREO

Encuentro

Habrá que realizar una nueva síntesis política. Muchos sectores denominados "progresistas", de izquierda o del campo popular deberán forjar un nuevo análisis sobre lo acontecido en los días 27, 28 y 29 de octubre. La muerte de Néstor Kirchner provocó que una marea humana saliera a las calles.

Por esos días, los medios centrales de Buenos Aires cambiaron la programación habitual para dar paso al "aluvión zoológico". Ninguno de los canales que más rating miden abandonó la incesante caravana de personas que necesitaba despedir a este referente político.

Aparece en el encuadre televisivo un pibe de treinta y pico con su hijo de 3 años sobre los hombros que dice: "Está bien el romanticismo sobre el Che Guevara y sus ideales. Pero hoy lo que tenemos es este modelo y hay que defenderlo, aguante Cristina".

Sobre la gente ocupando las calles existe un antecedente inmediato que fueron los luminosos días del Bicentenario, cuando también el pueblo se volcó a festejar en las calles. Esa voluntad de salir, de estar en un mismo lugar con el otro, hizo los días más hermosos en mucho tiempo. Quizás haya que remontarse a unas décadas atrás. Tuvieron que pasar más de 37 años, desde aquel 20 de junio de 1973, cuando Perón regresaba al país para ver tanto pueblo movilizado.

Es raro como nos comportamos en esos días de coincidencias, de encuentros azarosos. Todos entendemos al unísono salir a la calle por sensaciones que nos trascienden y dispara la coyuntura.

Nadie toca pito, nadie da la orden, y uno esta donde hay que estar, porque la calle será siempre el escenario de quien la ocupe y se manifiesta por su derecho a existir, a reclamar, festejar o compartir un desconsuelo.

Se trata de una batalla cultural. Este es el momento de tomar las calles, recuperar el espacio público y lo público, antes de que sea ocupado por los medios y vuelvan los noventa pero peor.

La función primera de una sociedad (y en gran medida es responsabilidad del modelo político) es crear tejido social. Esas personas ocupando la plaza están tejiendo el futuro de nuestro país. Y esta vez quien los convocó sin aviso fue Néstor.

Un periodista como Rodolfo Walsh dijo en los años 70, sobre los extraviados, "que parecen un patrulla perdida". Todavía hay muchos que nunca vieron dónde esta el pueblo.

La realidad se construye, con más ciudadanía, con más participación, un país para todos es responsabilidad nuestra, de todos.

Claudia Saldaña

Diputada Provincial

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.