CORREO

De luchas y banalización

El 8 de marzo Día Internacional de la Mujer posee una carga simbólica de tal magnitud que debería interpelar al conjunto de la sociedad. La evocación de las luchas de las mujeres, quienes a lo largo de la historia, y sobre todo luego de la revolución del neolítico quedaron sujetas a la labor doméstica parece y cobrando con el paso de los años un carácter banal de celebración y festividad.

Es esta una de las maneras de vaciar del contenido de insumisión, denuncia y protesta por el sentido originario de la fecha, referenciada en huelgas y en una explícita violencia de género que nunca ha cesado, y esto porque el patriarcalismo subyace como ideología del capitalismo.

Una cultura falocéntrica que se constituye como paradigma de la dominación social en su conjunto. La ideología dominante genera una falsa conciencia que obnubila la mirada de la cruda realidad vigente con femicidios en aumento y muchas otras prácticas sociales perversas que exhiben a las mujeres como preciada mercancía junto al resto de las mercancías.

Otro 8 de marzo que nos interpela para poner blanco sobre negro no solo desigualdades persistentes, las miserias materiales y morales, sino también el largo trayecto a recorrer para emanciparnos como especie humana, en sociedades sin oprimidas/os ni opresores.

Carlos A. Solero

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.