CORREO

Correo

Mirada humana

Derrumbe, demolición, desalojo, usurpación, ilegitimidad, clandestinidad, piquete, abuso de poder, mugre, paisaje feo en la entrada a Cañada de Gómez. Todos estos términos aplicaron los distintos medios periodísticos ante la inhumana e ilegal acción de la Municipalidad de Cañada de Gómez sobre la propiedad privada de varias familias que viven a la vera del acceso a la autopista.

Opiniones entremezcladas confunden a la opinión pública. Acá no se analiza el hecho peligroso de aquellos que, irresponsablemente, dejaron al descubierto la forma irreverente que tienen de gobernar, creídos de que pueden hacer lo que quieren, porque el 70 por ciento de la ciudad les dio el voto para continuar. Así usurparon ellos las viviendas de los humildes, porque esto no empezó con la "preocupación" del Ejecutivo municipal de que se derrumbe la vivienda. Esto empezó mucho antes, cuando en una oportunidad se presentaron de la Municipalidad a comprarle el terreno al titular René Puntano y en otra se presentó la asistente social Verónica Cecchetto para llevarlo por la fuerza a este señor a un geriátrico. Hace rato que tienen intención de sacar a toda la gente del predio, los distintos medios locales no dicen que todos los vecinos indignados se fueron acercando al lugar para impedir que la topadora arrase con las demás viviendas, temiendo que después vinieran por ellos.

No es el primer caso de injusticia que sufren los cañadenses más carenciados, hubo otros similares, pero siempre se tapó con una obra, una actividad relevante o un subsidio provisorio, pero hay situaciones extremas como esta que no se puede dejar pasar por alto.

Los cañadenses se preguntan que intereses mueven a la intendenta Clérici sobre todos esos terrenos ubicados en ese lugar estratégico para que violen todos los derechos de sus propietarios. Sabemos que su cotización no es la misma que años atrás, cuando no estaba ese acceso a la autopista.

No soy quien para decir como se tiene que encarar una información, pero si para exigir que no se deforme o desvíe por un interés determinado o no. Acá lo que cuenta es la política que aplican y la lectura que se hace sobre pobres versus pobreza, del vacío que sienten los humildes cuando los avanza el poder. Cómo son juzgados por su forma de vida, sin contar que vienen acarreando con la pesada mochila colmada de ignorancias, carencias y humillaciones. Encima son demolidos por el poder de turno para vaya a saber uno que interés creado.

Adriana Noemí Diez

Cañada de Gómez

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.