CORREO

Correo

No fueron héroes

Desde hace años que venimos trabajando para tratar de romper ciertos paradigmas sobre Malvinas. Cuando hicimos No somos héroes, de pibes a veteranos en el 2008, precisamente lo que queríamos denunciar era que no se podía separar a Malvinas de la Dictadura. Que no se podía nombrar héroes a aquellos que habían torturado en las islas como lo habían hecho en el continente. Que los conscriptos habían peleado contra varios enemigos: los ingleses, los oficiales propios, el frío, el hambre y el posterior abandono de la sociedad argentina. Que para hacerse intocables (y por lo tanto no juzgables), los militares se habían escondido bajo la figura de Héroes durante el trascurso del desarrollo democrático.

Hoy, a 4 años del documental, y a 30 de la guerra, todavía se sigue mezclando todo y desfigurando la verdadera historia. Mientras la Corte Suprema decide si los crímenes cometidos contra conscriptos en las islas son de lesa humanidad, el Centro de Ex Combatientes de Ushuaía, en pleno acto oficial, reivindica a el primer caído en combate durante la ocupación argentina de las Malvinas: el capitán de Fragata de infantería de marina Pedro Giachino (a quien se le otorgó post﷓mortem la Cruz al Heroico Valor en Combate). Ahora bien, Giachino era en el año 1976 (cuando ocurrió el golpe de Estado que dio inicio a la dictadura), Jefe del Pelotón de Vigilancia y Seguridad de la Base Naval, y su oficina estaba al lado del destacamento de buzos tácticos lugar que pasó a funcionar como un centro clandestino de detención por el que pasaron aproximadamente 500 secuestrados. Ex conscriptos declararon que cuando llegaban los autos del grupo de tareas de la Base Naval, al igual que ahora, manejaban un tarjetón naranja que los identificaba, pero además tenían que anunciar los apellidos de la gente que traían secuestrada. Control que realizaba el Pelotón de Vigilancia y Seguridad (dependiente de Giachino) con todos los autos que entran a la Base Naval. Por otra parte, una víctima y un testigo señalaron directamente a Giachino como represor al asociar el nombre de guerra "Pablo", escuchado durante su cautiverio, a Giachino. Alfredo Molinari, un ex subordinado de Giachino declaró que él le ordenó matar en 1977 a un detenido encapuchado, esposado y de rodillas. Como Molinari se negó, fue reprendido, arrestado y degradado. Posteriormente trascendió que un ex﷓secuestrado en el centro clandestino de detención que funcionó en la Base Naval de Mar del Plata aseguró haber sido torturado por Pedro Edgardo Giachino.

Eugenio Magliocca.

Periodista - Realizador Audiovisual

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.