CORREO

Las llaves

Misteriosamente han aparecido las llaves de Jorge Julio López en el jardín de su domicilio y, de acuerdo a investigaciones realizadas las mismas, habrían sido colocadas hace pocos días en el lugar. Un verdadero mensaje "mafioso" de quienes serían responsables del presunto segundo secuestro de un testigo clave en la condena de un genocida. Vivimos en una democracia con "libertad condicional", esto es así, puesto que aún nos encontramos prisioneros de una política impuesta por un presunto pacto realizado entre los máximos dirigentes de los dos partidos políticos tradicionales y el entonces jefe máximo de la dictadura Bignone, encargado éste último de negociar el elegante retiro de los genocidas. En dicho presunto pacto se habría impuesto una cláusula especial donde se garantizaba la no disolución de los servicios de inteligencia del estado y de las distintas fuerzas armadas, como así también la constitución con limitaciones de juntas de investigaciones (Conadep en lugar de bicamerales) y limitados juzgamientos a las juntas. Aceptadas esas condiciones se habría signado la existencia de una seudo﷓democracia que nos llevaría a la posible instauración de las leyes de punto final, obediencia debida y por último el indulto. Todo inteligentemente planificado para impedir que luego de la derrota de Malvinas nuestro pueblo envalentonado por sus sentimientos anti﷓imperialistas osara constituirse en soberano y artífice de su futuro y pretendiera la búsqueda de horizontes soberanos. Hoy estamos siendo víctimas de esas políticas conciliadoras y vemos renacer actitudes y planes de presuntos represores organizados para atemorizarnos, detener la profundización de cualquier investigación y juzgamiento de los genocidas aún sueltos y que caminan entre nosotros con total impunidad. De tal forma hoy es imprescindible que el pueblo en su movilización por la aparición con vida ya, de López, exija la inmediata disolución de los servicios de inteligencia del país, la inmediata y total apertura de los archivos de dichos servicios, y la constitución de una comisión bicameral que recepcione y tenga acceso a dichos archivos para que conjuntamente con las organizaciones sociales y de derechos humanos profundicen e investiguen la desaparición de López y a los autores de los crímenes de lesa humanidad. Si así no se hiciera peligraría hasta nuestra libertad condicional.

Amílcar Monti

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.