CORREO

Pinochet II

Murió de impunidad crónica. Inevitablemente el domingo por la tarde me quede pegado a la ventana globalizada de Televisión Nacional de Chile, que transmitía en directo desde el Hospital Militar y desde Plaza Italia, era una muestra de sólo dos, dos de todos los antagónicos Santiagos que hay hoy en Chile, en la misma pantalla, había un Santiago de lagrimas .y otro de festejos. Debo confesar que de algún modo entendí las lagrimas, (sin compartirlas) y me angustiaron los festejos, ¿que estaba festejando esa gente en Plaza Italia? ¿Que murió el Capitán General a los 91 años?, como mueren los abuelitos buenos, esos que van a las plazas con sus nietos, esos abuelitos que leen los diarios muy temprano, esos que cuentan historias de sus glorias juveniles, pero este abuelito, que también tiene ahora aspecto inofensivo, ese abuelito con cara de abuelito Hedi es Augusto Pinochet, ese militar que traiciono a su jefe, a su presidente, a Salvador Allende quién en el mismo momento de la traición representaba al pueblo de Chile por mandato directo, festejan la muerte de un traidor, de un asesino,¿que sin más tramites, murió de viejo? sin que la justicia chilena le toque un pelo. Murió de muerte natural, es natural que una persona muera a esa edad. Debe dejar de ser natural en Chile, (y en nuestra américa latina), que un militar que inició el exterminio de su propio pueblo, el mismo pueblo que había jurado defender y cuidar, no solo por que es su hermano de sangre, no solo porque ese es era su único deber, y no solo por que ese pueblo es el que pagó y sigue pagando hoy día con sus impuesto la comida, la ropa, la educación de los hijos de los militares, ese mismo pueblo también pagó las balas que mataron a sus compatriotas, y a los que hoy lloran a Pinochet, no se les cayó ninguna lagrima. ¿Qué están festejando? Que el enemigo muera de impunidad crónica no es ninguna victoria.

Jorge Santa María


Pinochet III

La muerte del sanguinario dictador chileno Augusto Pinochet es sin duda un acontecimiento que tendrá influencia en los días por venir del proceso de construcción democrática de América Latina. Quienes tenemos ideas y militancia de izquierda no celebramos la muerte pero no creemos que borre los crímenes de nadie ni ponga en la situación del respeto a quien merece el repudio. Nos apena que no haya podido ser condenado y que una circunstancia biológica le haya permitido huir de la justicia aunque no podrá apartarse del fallo de la historia que lo pondrá junto a todos los tiranos que durante décadas martirizaron a nuestros pueblos sumiendo en la más grande desigualdad y la más profunda miseria a sus propios compatriotas. Hay un ámbito propio de los hermanos chilenos en el que ellos y sólo ellos deben debatir sus problemas y conflictos políticos. Pero el universo de la dignidad humana nos involucra a todos y como militantes de la libertad, la solidaridad y la justicia social combatiremos siempre a las dictaduras y estaremos al lado de los pueblos.

¡Viva Chile!

Democratici Di Sinistra Rosario

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.