SOCIEDAD › ESTRENAN INTERVENCIÓN POLÍTICO-ARTÍSTICA "CORONDA EN ACCIÓN"

Un trabajo colectivo de memoria

Se trata de una obra teatral y un video que, basados en el libro "Del
otro lado de la mirilla", cuentan la resistencia de los presos políticos
en la cárcel de Coronda entre 1974 y 1979. Un proyecto logrado con actores
y testimonios de ex presos.

 Por S.T.

La intervención político-artística "Coronda en acción", elaborada a partir del libro colectivo "Del otro lado de la mirilla", que narra la resistencia de los presos políticos de la cárcel de Coronda entre 1974 y 1979, se presentará esta semana en la provincia de Santa Fe, en el marco de los actos por los 30 años del último golpe militar. Tal como fue estrenada en noviembre pasado en el Centro Cultural Ricardo Rojas de Buenos Aires, la obra teatral dirigida por Graciela Camino se complementa con un video documental realizado por María Moreno. En este caso, habrá una novedad: el museo Coronda en Acción -coordinado por el docente Julio Flores-, donde se recrearán los dispositivos construidos por los detenidos con el objetivo de burlar la vigilancia policial y generar tramas de unidad y solidaridad para resistir el plan de aniquilamiento represivo. "Ni en el mejor de mis sueños, ni el peor sueño de mis torturadores, hace 30 años, lo hubiéramos podido imaginar", sintetiza Alfredo Vivono, apodado Araña en sus tiempos de preso corondino y actual subsecretario de Derechos Humanos de la provincia. Y también participante de la experiencia artística: la obra teatral conjuga el trabajo de actores con la presencia de los propios detenidos que dan testimonio.

La primera presentación será el 16 de marzo, en Villa Constitución, en el 32 aniversario de la gesta popular conocida como El Villazo. Será parte de los actos inaugurales de la nueva sede de la Unión Obrera Metalúrgica de esa ciudad, con la presencia de Victorio Paulón y Juan Actis -dirigentes del gremio y también ex presos- en la obra teatral. De los 1.153 detenidos políticos que pasaron por Coronda durante esos años, el 15 por ciento fueron obreros metalúrgicos de la ciudad del sur santafesino. La siguiente presentación será en la ciudad de Santa Fe, el viernes 17. Para terminar, la intervención se realizará en Rosario, en la plaza Cívica, el sábado 18. Desde las 20 se podrá recorrer el museo y mirar el video, para luego sentarse en las reposeras o sillas plegables que lleve cada espectador, a presenciar la obra. Durante una semana, el museo seguirá en la sede de Gobierno, para que la visiten los alumnos de escuelas que pasarán por el lugar.

El libro que dio origen a esta intervención político-artística fue una creación colectiva de 150 de los ex detenidos -realizado en unas pocas reuniones y muchísimos intercambios de correos electrónicos- que devino en la creación de la Asociación Civil El Periscopio. El nombre se debe al pequeño dispositivo que construían en la cárcel para anticiparse a la llegada de los guardias. "Era un pedacito de vidrio, al que se espejaba con goma o plástico quemado en una de sus caras, se recubría con plástico, para el caso de tener que tragarlo y se sostenía con una pajita de escoba", relataron los mismos ex detenidos. Así, los mismos que durante la dictadura resistieron con la imaginación, voluntad y espíritu de grupo, encontraron una forma original de contarle al mundo lo que pasó por aquellos años de encierro. Todo surgió en 1999, cuando se hizo una reunión de ex detenidos de todo el país. Allí los que habían pasado por centros de detención se agruparon por afinidad de las organizaciones a las que pertenecieron, pero los que habían pasado por Coronda no tenían ese distingo: "Sin darnos cuenta, los ex presos corondinos presentes en aquella reunión nos habíamos agrupado dejando de lado toda pertenencia política del pasado. Sentimos que el espíritu unitario que habíamos forjado tras los muros dos décadas atrás seguía latente y predominaba entre nosotros", cuentan los autores en la introducción del libro. Cuando se presentó en el teatro La Comedia, en septiembre de 2003, fue un anticipo de los tiempos que hoy transcurren. Reivindicación y reconocimiento a militantes populares después de años de silencio fue lo que pudo vivirse por entonces.

Y la intervención político-artística comenzó a gestarse un año después, cuando la periodista María Moreno hizo una nota sobre el libro en el suplemento Las 12 de este diario. Así tendió un puente con los protagonistas de aquella experiencia, que se continuó cuando les presentó a la directora teatral. Después de un año de ensayo, que los actores asumieron ad honorem y donde los ex detenidos participaron cuantas veces pudieron, el año pasado se montó en Buenos Aires. Desde entonces, la premisa es hacerlo con entrada libre y gratuita, para aportar a la recuperación de la memoria histórica.

La obra de teatro dura apenas 40 minutos. La interacción entre los actores (que la directora llama Coronda chicos) y los ex detenidos (los Coronda viejos) pone en acción un espacio diferente: los que vivieron los hechos narrados no están en escena, pero tampoco entre el público. "Coronda en Acción mantiene el espíritu del libro, es una construcción colectiva", señala Vivono. Presentar la obra en la plaza Cívica, donde hace 30 años funcionaba un centro clandestino de detención, es otro motivo de reivindicación. "Hace 30 años, mientras me tenían cagándome a palos, quién iba a imaginar que hoy estaríamos allí. No lo imaginábamos nosotros, ni Feced o Lofiego", dijo el funcionario. Otro de los que pasó por Coronda, Luis "el Nono" Ortolani, recordó: "Yo también estuve ahí, en esa Alcaidía que finalmente ya no existe. Este libro me ha dado satisfacciones de ese tipo. Cuando lo presentamos en Córdoba, lo hicimos en el Cabildo, que durante años fue la Jefatura de Policía y donde entré esposado en 1972. Hoy es un centro cultural recuperado por el pueblo. Y así como los muchos de los represores aún vivos están presos, nosotros seguimos siendo militantes populares, construyendo experiencias colectivas", expresó.

Claro que no podían imaginarlo durante la dictadura. Todos los días caía algún compañero, de afuera les llegaban noticias aciagas, sumado a su propia experiencia. Por entonces las consignas en Coronda eran "cárcel o muerte, perderemos" y "de la boleta (la muerte) para abajo, todo son reivindicaciones". Es decir, que la mejor perspectiva era sobrevivir. Otros son los tiempos, y hoy ellos pueden contar su historia, para recordar también a los miles de militantes populares que ya no están. "Esta experiencia artística permite llegar a mucha más gente de la que leería el libro. Tuvo mucha fuerza porque durante años pareció haber un estigma del sobreviviente. Y en realidad, somos una banda de tipos que la hemos peleado siempre. Que como dice el poema de Bertold Brecht hemos luchado toda una vida", expresó Vivono.

¿Cómo sigue la historia que cuentan los ex presos de Coronda? El libro tendrá una segunda edición y también se hará una película. Seguirán las presentaciones, en fábricas recuperadas y lugares que fueron centros clandestinos de detención. El próximo sábado, a la noche, Ortolani volverá a experimentar el sentimiento del 28 de octubre, cuando se inauguró la plaza Cívica, al abrir el portón de la memoria junto a Madres y Abuelas de la plaza 25 de mayo. "Parece que hubiéramos abierto los portones para que los compañeros salgan a las calles a esparcir sus utopías", contó.

Compartir: 

Twitter
 

Los oscuros pabellones de la unidad penitenciaria volverán a revivir en las historias de los '70. La primera presentación será el 16 de marzo, en Villa Constitución, en un aniversario de "El Villazo".
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.