OPINIóN › 7 DÍAS EN LA CIUDAD

Hasta la mayoría tiene necesidades

El oficialismo en el Concejo tuvo que recurrir esta semana al voto de
la presidencia para desempatar una votación en su favor. En temas complejos y con cierta resistencia social, el Ejecutivo se verá en la necesidad de ampliar su marco de alianzas en el Palacio Vasallo si no quiere usar permanentemente el instituto del doble voto desde el estrado.

 Por Leo Ricciardino

La mayoría socialista en el Concejo Municipal, tuvo esta semana su primera prueba de fuego desde que se conformó a partir de los abrumadores resultados electorales de 2005. El presidente del cuerpo Miguel Zamarini se vio obligado a recurrir a un instrumento que parecía no tendría que utilizar a lo largo de todo su mandado: El doble voto para desempatar. Es que el tema era complicado, se trataba de prorrogar por años la concesión de la empresa Tránsito Rosario SA. que explota unas 200 cuadras del centro y macrocentro de la ciudad.

En rigor, no hay demasiados cuestionamientos directos a la firma (más allá de que el único servicio que presta es cobrar y mantener los parquímetros y acarrear autos al corralón, por lo que también cobra); pero sí se sabe que las miles de monedas diarias que se acumulan en los aparatitos (sumada la recaudación de cinco pesos del pago directo de multas por estacionamiento medido); tienen que sumar una cifra para nada despreciable. Pero todo forma parte de la intuición, porque ni el Ejecutivo ni Tránsito Rosario SA. mostraron un sólo número, y eso es lo que hizo saltar a la oposición.

La firma supuestamente canjeó dos años más de concesión a cambio de que no se incremente la tarifa y, también, en un acuerdo por el canon mensual que paga a la municipalidad por la explotación de parquímetros, que se redujo de 60 a 30 mil pesos mensuales desde que cayó la convertibilidad. El Ejecutivo, estaba dispuesto a no cargar -al menos por el momento- con otro incremento más, cuando todavía están pegados en la calle los afiches del Frente para la Victoria que acusan al socialismo de "impuestazo" (por el incremento de la Tasa) y de "tarifazo" (por el aumento que a corto plazo sufrirá el transporte urbano de pasajeros).

Uno de los argumentos del voto en contra de la prórroga a la concesión la puso el concejal Jorge Boasso (UCR) para quién "no se presentaron datos para que los concejales podamos evaluar estos cinco años de concesión. En las ciudades del primer mundo la zona concesionada es acotada, abarca sólo al sector comercial y bancario. Acá en Rosario es un sector mucho más amplio", y criticó a la concesionaria por no prestar "ningún tipo de contraprestación como el seguro por robo o daño".

Como se vio en esta votación del jueves, (en contra se pronunciaron los seis concejales justicialistas, los dos del ARI, dos ediles de la Unión Cívica Radical y el unipersonal del cavallerismo); a los ediles del socialismo no les será fácil manejarse solos más la aliada incondicional Daniela León (UCR). En temas ríspidos, deberá conseguir aliados desde otro espectro si quiere ampliar la mínima ventaja que da el doble voto del presidente. Sin poder contar con algún voto peronista -que demostraron que la estrategia contra la gestión de Miguel Lifschitz será agresiva de cara al 2007-, ni sumar al PPS y mucho menos al minibloque de Boasso; el único lado que queda para mirar es del ARI, con quienes -se sabe- el socialismo mantiene una convivencia respetuosa pero que nunca llega a la alianza, ni por arriba, ni por abajo.

Lifschitz es el primer intendente con mayoría propia en el Concejo en los últimos años. Pero en rigor, si bien las ventajas en la práctica de esta situación de privilegio son visibles, a la hora de tejer acuerdos en asuntos complejos requiere de la suma de otras voluntades, no sólo para imponer criterios, sino para que la política que se genera desde el Concejo al menos se distinga un tanto de que la impulsa el Ejecutivo.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.