PIRULO

Hermana

Las crónicas de la época recuerdan que la última vez que se los vio por el barrio, los uniformados disparaban sus armas con munición de plomo, algunas de las cuales quedaron alojadas en vecinos del barrio. Los policías habían llegado en medio de una fuerte disputa por la ocupación de un terreno que estaba en manos de una monja. Tuvo que mediar la intervención --polémica-- del juez Javier Beltramone, para librar de culpa y cargo a los uniformados. Ayer, como una mueca del destino, las autoridades del Ministerio de Seguridad anunciaron la instalación de un destacamento policial en el barrio toba, para cuidar el mismo territorio que ocupa la hermana María Jordán. La decisión llegó luego de un pedido público del arzobispo rosarino Eduardo Martín, para preservar a su hermana en la fe.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.