PIRULO

SCOOTER

Los inspectores de Tránsito y de la Guardia Urbana Municipal desplegaron numerosos controles de motos por el área central de la ciudad, ayer por la tarde. Y en uno de esos, en Sarmiento al 600, el desagrado de los conductores sorprendidos por el retén derivó en una reacción insólita aunque no inédita: un motociclista, ante el inminente decomiso de su scooter, sacó un encendedor y le prendió fuego al asiento del rodado. Las llamas pronto envolvieron la moto hasta que un par de testigos con extinguidores en mano apagaron el fuego. Los parroquianos del bar El Cairo miraban la escena tras la vidriera, y el dueño de la moto no paraba de maldecir su suerte y a los inspectores que finalmente acabaron por llevarle el vehículo al corralón municipal. Explicaron que el conductor no tenía licencia de conducir ni el seguro al día. Encima, la policía secuestró un cuchillo bajo el asiento calcinado.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.