PSICOLOGíA › EL EJERCICIO PROFESIONAL DEL PSICóLOGO Y CREACIóN DEL COLEGIO

A 25 años del reconocimiento

En estos años transcurridos, se persistió en la lucha por la dignidad de la práctica y la integración constante al espacio social al que pertenecen los psicólogos, que expresan las razones esenciales del afianzamiento profesional.

 Por Griselda Calveyra *

En 1961 se promueven los primeros egresados de la carrera de Psicología en Rosario y al mismo tiempo con ellos surge el primer grupo de psicólogos que, advertidos del carácter profesional de esta nueva disciplina universitaria, decide asumir el compromiso que esto implica: el 7 de septiembre de 1962 fundan la Asociación de Profesionales Universitarios Psicólogos de Rosario. La nueva entidad, ámbito de pertenencia durante muchos años de todos los psicólogos, nació con el noble propósito de luchar por la defensa profesional y por el reconocimiento social. A esa primera promoción se fueron sumando muchas otras que fueron conformando una sólida institución alrededor de dicho objetivo, a la que honraron con su calidad intelectual y su ética profesional.

Este año, al conmemorar nuestro día, nos es grato recordar que fue desde ese lugar que se persistió en la lucha por el reconocimiento legal de nuestra práctica hasta lograr, en noviembre de 1984, que se sancionara la ley provincial 9538 del Ejercicio Profesional del Psicólogo y la Creación del Colegio. En estos 25 años transcurridos desde aquel acontecimiento, se persistió en la lucha por la dignidad de nuestra práctica y la integración constante al espacio social al que pertenecemos; ambas perspectivas, junto con la formación continua, expresan las razones esenciales del crecimiento y afianzamiento profesional logrado hasta el momento: el amplio y diverso reconocimiento de que somos objeto por parte de toda la comunidad que requiere de nuestros servicios profesionales da cuenta de ello.

El profesional psicólogo es hoy un referente habitual en el campo de la salud mental en cualquiera de sus requerimientos, ya sea en atención primaria como una de las maneras más viable de asegurar que las personas tengan acceso a los diversos dispositivos que necesitan para su salud mental, minimizando el estigma y la discriminación, apuntando a la defensa de los derechos humanos; como así también en las diferentes prácticas que se ocupan del malestar y el sufrimiento de la población; y en todos los ámbitos pertinentes a la disciplina psicológica (clínico, educacional, laboral, jurídico, social y comunitario) con una formación académica sólida capaz de fundamentar su desempeño en esos diversos campos de aplicación.

El Día Nacional del Psicólogo es para nosotros una ocasión para festejar y brindar con todos los colegas y amigos y también creemos que es un momento propicio para reiterar los reclamos que nuestro sector, como parte de la comunidad tiene en lo que respecta a sus reivindicaciones específicas. En este aspecto bregamos por mayor presupuesto en salud, mejora salarial, estabilidad en los cargos existentes y creación de otros a fin de que efectivamente se pongan en funcionamiento los diversos dispositivos de atención que la ley de salud mental de la provincia establece; por la puesta en marcha de programas y proyectos que atiendan las necesidades emergentes de una población cada vez más vulnerable; por la actualización de aranceles en las prestaciones psicológicas de las Obras Sociales; por la creación de cargos en el ámbito judicial; por honorarios dignos tanto en el ámbito público como privado; y por el cumplimiento de la Ley del Ejercicio Profesional del Psicólogo en los distintos campos de nuestra disciplina.

No debemos olvidar el contexto en que surge el 13 de octubre como fecha para festejar nuestro día. Es en ocasión del Encuentro Nacional de Psicólogos y estudiantes de psicología convocado por la Confederación de Psicólogos de la República Argentina (COPRA) reunido en la ciudad de Córdoba del 11 al 13 de octubre de 1974 que en la reunión plenaria se propuso esa fecha como día nacional del psicólogo.

Los temas de aquel encuentro tienen aún hoy para nosotros una vigencia y una significación especial. Estos fueron: 1) inserción del psicólogo en los planes de salud; 2) ejercicio profesional de la psicología; 3) formación del trabajador psicólogo.

Por primera vez a nivel nacional se trataba de reflexionar colectivamente acera de una identidad profesional y de objetivos políticos gremiales. Se pronunciaron, en sus conclusiones, a favor del psicólogo como "trabajador de la salud", en rechazo a una actividad ajena a la realidad social y por el apoyo a las luchas sociales y políticas de los trabajadores en su conjunto.

Tenemos muchas razones para seguir en la lucha por la defensa del ejercicio profesional: aquellos primeros egresados de nuestra carrera nos señalaron el camino para el reconocimiento profesional y el fortalecimiento institucional; y muchas para festejar lo logrado hasta hoy.

* Presidente del Colegio de Psicólogos de la Provincia de Santa Fe 2ª Circunscripción.

Compartir: 

Twitter
 

El Colegio de Psicóplogos es transformó en una sólida institución.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.