PSICOLOGíA › EL INSTITUTO DE LA FAMILIA CUMPLE 40 AñOS Y ORGANIZA JORNADAS

Trabajando la clínica

Se llevarán a cabo la semana que viene, con la consigna "Vigencia y valor del psicoanálisis". "¿Qué podemos decir acerca del lugar y el alcance del descubrimiento freudiano en nuestros días?", se preguntan las autoras de esta nota.

 Por Federica Benassi y Bárbara Sujmajier *

El Instituto de la Familia cumple 40 años y lo queremos festejar pensando, "trabajando la clínica". "Trabajar la clínica" identifica una postura del Instituto en cuanto a la necesidad de "hacer trabajar a", en relación a los autores, por ejemplo, tensándolos, confrontándolos con ellos mismos y entre sí. También da cuenta de nuestro recorrido como institución, ya que la formación en el Instituto pasa, junto a los grupos de estudio, seminarios y espacios de intercambio clínico, "por la práctica en el curso de los tratamientos y en el tránsito de las supervisiones, según Héctor Fígoli, uno de los formadores que tuvo el Instituto. Al mismo tiempo pasa "por la participación en las crisis de los virajes mismos de la historia institucional y, muy especialmente, por el ejercicio permanente en la legislación y en la conducción en esto que hemos podido definir como una puesta a prueba de la articulación de la práctica psicoanalítica con la práctica institucional".

Bajo la propuesta "Vigencia y valor del psicoanálisis" invitamos a las Jornadas de este año. Como institución, como analistas, ¿qué podemos decir acerca del lugar y el alcance del descubrimiento freudiano en nuestros días? Nos interesa debatir sobre la vigencia del método psicoanalítico, tomando en cuenta las transformaciones sociales a lo largo de su centenaria vida. Su valor a la hora de responder ante el sufrimiento humano.

¿Cómo podríamos definir hoy el malestar en la cultura? La pregunta por lo "actual", por la "actualidad" ("la actualidad en psicoanálisis", "el psicoanálisis en la actualidad", las "nuevas patologías") surge de una preocupación por el lugar del "acontecimiento" en la constitución subjetiva o deriva de un intento de subsumir el espacio analítico a la exclusiva soberanía del mundo externo?

El espacio analítico no está bajo la exclusiva soberanía del mundo externo así como tampoco lo está del mundo interno. ¿Qué define la "naturaleza" de lo psíquico? La pregunta por la especificidad vuelve a precisar de recentramiento. Según Green (1997) "no se trata solamente de negarse, como Freud, a definir lo psíquico mediante la única referencia a la conciencia y a postular la existencia de lo inconsciente, sino también de que nuestras ideas sobre algunas proposiciones actuales no son muy claras".

¿Qué consecuencias ha tenido y tiene, hacia el interior del campo, la importación de conceptos extra disciplinarios? ¿cuáles son los efectos de la proliferación de las neurociencias y de las ciencias cognitivas en el campo del pensamiento?

En este marco, la delimitación de fronteras parecería poner en orden cierto estado de cosas, así como posibilitar un "diálogo entre fronteras", como diría Fígoli, más que nunca hay que dialogar.

Hornstein (2009) dice: "Las neurociencias y las ciencias sociales cuestionan al psicoanálisis, la causalidad biológica y la cultural pueden confluir en la causalidad psíquica pero no reemplazarla. No es posible ninguna inferencia lineal entre lo que se sabe del cerebro y la subjetividad. Para todos hay fronteras. Para el psicoanálisis y para las neurociencias. Esta inmersión en lo nuevo inquieta, violenta nuestras rutinas. Pero además de inquietarnos, los modelos actuales de las ciencias nos hacen trabajar, nos brindan metáforas. Metáforas fértiles más que modelos. Metáforas que permiten atravesar clausuras disciplinarias".

Entonces, cuál es la situación actual del psicoanálisis con relación a las propias teorías psicoanalíticas, al campo del pensamiento en general y respecto de las instituciones. ¿Y en relación a las tradiciones? Hornstein propone que "al ecologismo ambiental" al rescate de las especies en peligro, habría que agregar un "ecologismo social" y el rescate de la especie humana. Ya no hay tradición que nos aplaste pero tampoco una tradición que nos ampare... Sobre las ruinas, y no sin teoría, habrá que trabajar en la reconstrucción de los niveles de vida y de los proyectos de vida.

Los esperamos el próximo 13 y 14 de noviembre a dialogar junto a los panelistas invitados y de esta manera celebrar el cuarenta aniversario del Instituto de la Familia.

* Psicoanalistas, miembros Instituto de la Familia.

Compartir: 

Twitter
 

Héctor Fígoli, quien falleció hace cinco años, fue uno de los formadores del Instituto.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.