PSICOLOGíA

“Un desafio ético”

Desde Santa Fe

“La batalla del diálogo es una batalla política por la democracia”, dijo ayer Di Pollina, tras jurar en el cargo que ocupa desde 2007 y desempeñará hasta el fin de su mandato, en diciembre próximo. “Resulta siempre un desafío ético ocupar tan importante lugar de representación”, afirmó en su discurso. “Para lograrlo es imprescindible la participación constante y crítica que aporta cada uno de los diputados y diputadas. Y es lo que nos convoca a asumir nuevamente el compromiso de trabajar para alcanzar mayores niveles de calidad institucional y para la importante tarea de construir consensos que alojen la perspectiva singular de cada uno de ustedes. Este es el sentido más profundo de nuestra labor diaria: hacer de este espacio plural, un lugar para el diálogo fecundo”, planteó.

“La batalla del diálogo es una batalla política por la democracia”, insistió Di Pollina. Y citó al jurista, filósofo y politólogo italiano Norberto Bobbio: “El diálogo es un deber ético político, en el que solamente ahí, donde el disenso es libre de manifestarse, el consenso es real. Y solamente ahí, donde el consenso es real, el sistema puede llamarse justamente democrático”.

“Nos trazamos objetivos comunes con el propósito de dotar a nuestra institución de transparencia, eficiencia y credibilidad”, dijo Di Pollina, al recordar la producción legislativa de la Cámara: el paquete de leyes de la reforma penal, la boleta única que debutará en las primarias del 22 de mayo, la ley de paritarias docentes y la creación de comités de Higiene y Seguridad en el Trabajo, entre otras normas.

Di Pollina resaltó el constante acercamiento a las instituciones y a la ciudadanía en general, para el desarrollo de temas de trascendencia, a partir de jornadas, debates, talleres y muestras promovidos por los legisladores.

El vicepresidente segundo de la Cámara, Jorge Lagna agradeció también a sus pares “el respaldo y el reconocimiento que significa esta distinción” y destacó que “el apoyo de la oposición a leyes trascendentes que ayudaron a la gobernabilidad”. “La provincia de Santa Fe, mas allá de las lógicas diferencias políticas e ideológicas, se ha caracterizado por una convivencia sana y el respeto por las instituciones, que se vuelve a ver reflejada en este acto cívico” expresó Lagna.

“Me parece que hemos contribuido mucho a mejorar la calidad institucional de la provincia con leyes de real valía. Estoy muy contento de haber pertenecido a esta Cámara desde 2003 que fue férreamente conducido por Di Pollina, con su palabra justa “, concluyó.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.