PSICOLOGIA › PRESENTAN LA TECNICATURA EN ACOMPAñAMIENTO TERAPEUTICO DE LA USAL.

Una formación desde la ética

El próximo sábado, el psicoanalista Gabriel Pulice participará del lanzamiento y presentará su libro Fundamentos Clínicos del AT, con la presencia de la coordinadora de la carrera universitaria, la psicoanalista Esther Tocalli.

 Por José Manuel Ramírez*

Este sábado 17 de marzo estará en Rosario el psicoanalista Gabriel Pulice, docente de la UBA (Universidad de Buenos Aires) y Miembro fundador de la Asociación de AT, en la Apertura del 2º Ciclo de la Tecnicatura en Acompañamiento Terapéutico de la Universidad del Salvador (USAL) en Rosario, que ha creado y coordina la Psicoanalista Esther Tocalli. En el acto de apertura se presentará el libro Fundamentos Clínicos del Acompañamiento Terapéutico, de Gabriel Pulice, publicado por la editorial Letra Viva. Además, el autor dictará una conferencia sobre Formación y ética en el Acompañamiento Terapéutico. La actividad, acompañada por Tocalli se realizará el sábado, desde las 10.30, en Mendoza 444.

-﷓¿Cómo surge la producción de su libro Fundamentos Clínicos del Acompañamiento Terapéutico?

--El libro se desprende en su mayor parte de mis experiencias, que es justo decir que no fueron solitarias; por el contrario, puede hallarse allí una multiplicidad de voces, de protagonistas, que me ha interesado expresamente destacar. La más fuerte de esas presencias es la de mi querido amigo, fallecido en 2008 pero muy recordado entre quienes tuvieron el placer de trabajar con él: Federico Manson. Pero no es la única, me ha interesado transmitir especialmente los momentos compartidos con los alumnos, con los acompañantes que participaron sucesivamente en los distintos casos que coordiné o supervisé a lo largo de estos años, las fuertes polémicas planteadas en torno de puntos muy importantes en el ejercicio de esta práctica con otros colegas, en fin, el tránsito por esos momentos de tensión conceptual que son el terreno más fértil, a mi gusto, para la renovación de ideas. Entre esas experiencias se incluyen por supuesto mi propio pasaje por el lugar del acompañante durante unos cuantos años, las primeras experiencias en la docencia, articuladas casi desde el inicio con las pasantías en el Lanús, el Borda, el Alvarez, el servicio de Psicopatología del Hospital Municipal de Oncología, el Departamento de Chicos de la Calle del Gobierno de la Ciudad, también hemos tenido una fuerte interlocución con los colegas del Tobar, en fin, sería largo de enumerar, pero fue un momento muy fecundo de retorno del acompañamiento terapéutico a su hábitat natural, marcado en su surgimiento por esas experiencias comunitarias tan potentes de fines de los 60' y comienzos de los 70' como la del Lanús. El libro que acabo de publicar, y que presentaremos el sábado en Rosario, intenta dar cuenta de todas esas experiencias, de la elaboración de esas experiencias a lo largo de más de 20 años, poniendo el acento en la necesidad de establecer algunas coordenadas esenciales, relativas a los fundamentos clínicos de esta función.

-﷓¿Cuál es la situación actual del AT en Argentina, en las distintas provincias, en Santa Fe en particular?

--Desde una perspectiva más bien panorámica, de conjunto, incluyendo allí también una revisión histórica, diría que la situación actual es de lo más auspiciosa. Lo que no quiere decir que en el hilado fino no se encuentren aún fuertes dificultades en el trabajo cotidiano de los acompañantes debido a la precariedad de sus condiciones de trabajo. Pero la situación ha cambiado mucho, y siento el orgullo de haber aportado en todos estos años algún granito de arena para que ello ocurriera. La inauguración de la Tecnicatura Universitaria de Acompañamiento Terapéutico en la USAL de Rosario es una clara muestra de ello. Hace 20 años, eso parecía una utopía. La actividad de los profesionales del sector se ha desarrollado durante décadas en una semi﷓marginalidad, carente de todo marco regulatorio desde el punto de vista legal. Afortunadamente, el tiempo no ha pasado en vano y, si bien queda sin dudas un largo camino por recorrer, nos encontramos en la actualidad a las puertas de un reconocimiento pleno, tanto en el aspecto jurídico como en lo relativo a su inserción clínica en el Sistema de Salud.

-﷓¿Cuál es su marco de referencia teórico y metodólogico para la enseñanza y trasmisión del AT?

--El marco de referencia hubo que construirlo casi de la nada, pues durante décadas esta actividad se desarrolló sin ningún corpus teórico propio. En esa construcción, el psicoanálisis ha sido para mí una suerte de carretera principal, desde donde fui integrando esa multiplicidad de aportes tomados de lugares y autores muy heterogéneos.

--¿Qué nos puede adelantar sobre la conferencia que dará el próximo sábado sobre "Formación y ética en el AT", en el marco de la presentación de la Tecnicatura Universitaria?

--Quiero destacar la importancia de este acontecimiento, la inauguración de la Tecnicatura en la USAL sintoniza con el salto cualitativo que desde hace muchos años consideramos que había que dar en acompañamiento terapéutico, entre otras cosas, en la calidad y jerarquía de la capacitación en esta especialidad, lo cual es condición sine qua non para su reconocimiento formal y su inclusión en el sistema de salud. Y Esther Tocalli, junto al grupo de colegas que trabaja con ella, han tenido en la concreción de este logro una participación esencial.

Los interesados en participar de la actividad pueden solicitar informes al teléfono 4262156.

*Coordinador de la página de Psicología de Rosario/12.

Compartir: 

Twitter
 

Gabriel Pulice es un pionero del AT en el ámbito hospitalario.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.