OPINIóN

Banderas vigentes

 Por Alicia Gutiérrez (*)

"Estas banderas que levantamos, no son nuevas ni son nuestras". Con estas palabras finalizaba el documento de la Marcha de la Resistencia, que desde hace 27 años, organizan las Madres, Abuelas e Hijos en la Plaza de Mayo. En el Día Universal de los Derechos Humanos, estas palabras suenan más actuales que nunca, pero no por eso acotadas a los 30.000 desaparecidos, sino a todas las impunidades.

A los campesinos de la Patagonia trágica, a los fusilados de José León Suarez y Trelew, a los ejecutados en Ezeiza, a los asesinados el 19 y 20 de diciembre de 2001, a los muertos por la inundación en Santa Fe, a los diarios feminicidios, al gatillo fácil, a los productos de la inseguridad. A todos los crímenes en los que el aparato del Estado actuó, por acción u omisión, pero que siguen impunes a pesar del tiempo transcurrido. Por ello el Estado debe ser celoso custodio del respeto de los DDHH., y no debe quedar circunscripto a un área, secretaría o ministerio, sino que debe ser transversal a todas las áreas, debe estar presente en las políticas públicas.

Este 10 de diciembre, mas allá de nuestras pertenencias partidarias, pensemos en el valor de vivir en democracia, en que este traspaso de un presidente a otra, de un gobernador a otro, elegidos por el pueblo, nos quedan muchas cuentas pendientes, compromisos que tienen que ver con el ejercicio ciudadano pleno, de la exclusión social generada por años de concentración económica, por los derechos sociales, culturales y políticos. Algunos tenemos mas responsabilidad que otros en bregar en la obtención de esos logros, pero sin dudas, no se lograrán plenamente sin la participación efectiva del conjunto de la ciudadanía. La equidad, el progreso social y el fin de la impunidad es el desafío pendiente.

(*) Diputada Provincial ARI Santa Fe.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.