SANTA FE

Una provincia en crecimiento pero con problemas energéticos a futuro

Santa Fe consume casi el 8 por ciento de la energía nacional,
pero produce solamente el 2 por ciento lo que la convierte en
importadora neta. También hay dificultades con el gas natural

 Por Guillermo Lanfranco

Vista incluso a nivel mundial como tierra de grandes oportunidades a presente y futuro, Santa Fe tiene sin embargo un talón de Aquiles que puede poner en jaque sus posibilidades de crecimiento económico en los próximos años. La escasez de energía es un problema nacional, que se acentúa en las provincias donde se prevé una demanda creciente, y ese es justamente el caso de Santa Fe. Este es uno de los ejes del trabajo presentado la semana pasada bajo el título "La energía en la provincia de Santa Fe. Un análisis estructural de las fortalezas y debilidades", elaborado por un grupo de especiales bajo la tutoría de Jorge Lapeña (ver aparte), y que arribó a una conclusión preocupante: "La gestión de los problemas energéticos en Santa Fe será sin duda compleja en los años por venir y, probablemente nos enfrente a problemas de escasez en donde satisfacer a un consumidor puede requerir el sacrificio en las expectativas de otro consumidor".

El Instituto de Economía del Colegio de Graduados en Ciencias Económicas y el Consejo Profesional de Ciencias Económicas Cámara II, en conjunto con la Fundación de Banco Municipal de Rosario, elaboraron un balance energético de la provincia de Santa Fe, donde es posible encontrar análisis y diagnósticos de la situación del sector. En este sentido, la provincia, cuya población representa el 8,2% del total nacional, consume el 7,63% de la energía que se consume en Argentina, pero produce solamente el 2,18% de la energía secundaria.

Ello implica que es una provincia importadora neta de energía producida en otras jurisdicciones. El gas natural por redes constituye el principal producto energético consumido (46%); los derivados del petróleo (naftas y gasoil) representan aproximadamente el 35% con marcada preeminencia del gasoil sobre todos los productos del petróleo. La energía eléctrica representa el 15% de todos los consumos energéticos y el gas licuado de petróleo (GLP) el 1,76%.

En cuanto al gas natural, principal insumo energético de la provincia, la situación de abastecimiento es crítica porque la producción se encuentran estancada, las reservas van en caída junto con la relación reservas/producción, en baja pronunciada en los últimos 15 años.

El estudio destaca que "ésta situación genera cortes crecientes a la industria en todo el país e incumplimiento de los compromisos de exportación asumidos por el país dada la imposibilidad de abastecer la demanda solicitada. El abastecimiento de gas natural en este contexto constituye un problema estructural muy importante que va a permanecer por lo menos en el corto y mediano plazo y es un tema cuya solución de fondo está distante. Naturalmente ello afectará a toda la Nación y, por lo tanto, también afectara fuertemente a la provincia de Santa Fe".

Respecto al petróleo, Argentina se encamina a una situación complicada por la caída productiva desde 1998 que no se ha logrado revertir; la caída de las reservas comprobadas en los últimos años (no se han descubierto nuevos yacimientos de volumen significativo en los últimos 15 años); el crecimiento sostenido de la demanda nacional de derivados del petróleo desde el año 2003 y la Reducción de los saldos exportables. "Ello ha llevado a que para satisfacer la demanda el país haya tenido que recurrir a importaciones crecientes de gas oil y fuel oil -indica el trabajo-, lo que como es lógico, se ha realizado al valor internacional de estos productos, que alcanzan en la actualidad los máximos precios históricos en un mercado fuertemente tensionado por razones geopolíticas y altamente demandado en razón del crecimiento económico mundial y particularmente por la demanda "no tradicional" de China e India. Entre tanto se verifica que los precios internos son muy inferiores a los precios de los productos en el mercado internacional y también con respecto a los vigentes en los países vecinos".

Como conclusión, el trabajo destaca que "la situación del abastecimiento de energía a nivel provincial presenta problemas irresueltos que tienen en la mayoría de los casos una génesis extra provincial. Mayoritariamente se deben a una insuficiencia en la oferta para hacer frente a la demanda que crece al ritmo del crecimiento de la economía desde fines de 2002. La gestión de esos problemas será sin duda compleja en los años por venir y, probablemente nos enfrente a problemas de escasez en donde satisfacer a un consumidor puede requerir el sacrificio en las expectativas de otro consumidor. Es posible que el problema una vez explicitado sea indisimulable pero lo que es seguro que estaremos en mejores condiciones para enfrentarlo si somos capaces de comprenderlo tal cual es y si tenemos las instituciones para maniobrar racionalmente con el problema, si tomamos las soluciones que la regla de la buena técnica y de la buena política aconseja aunque sea doloroso".

Justamente, para contar con herramientas propias de gestión que permitan enfrentar el problema, el estudio propone establecer una Secretaría de Energía provincial. El futuro ministro de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente de Santa Fe, Antonio Ciancio, anunció que se creará dicha dependencia, en un plazo de 90 a 120 días.

Compartir: 

Twitter
 

Las conclusiones surgieron de un trabajo realizado por distintas entidades profesionales. En ese marco el futuro ministro Antonio Ciancio anunció la creación de la Secretaría de Energía.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.