OPINION

Lo público florece en cada escuela

 Por Sonia Alesso *

Las escuelas en pleno auge del modelo neoliberal, fueron una última frontera de lo público, que no es patrimonio de un gobierno, sino de todo un pueblo. Junto al hospital o los espacios comunitarios, fueron arrojados en soledad absoluta a resistir las políticas de ajuste que desde la dictadura se impusieron a sangre y fuego de manera simultánea en nuestra patria latinoamericana. Esta política generó un profundo retraimiento de los ciudadanos al cuidado de lo individual y privado, por eso toma relevancia estratégica recuperar para todos, a la escuela pública para desandar este camino donde la educación, la libertad, la salud y la justicia son patrimonio de pocos. Las inundaciones, las demandas en las periferias urbanas, los inicios de clases, nos han encontrado tanto a los maestros como a los profesores arremangándonos para ponerle el hombro a miles de situaciones cotidianas, convencidos de que es posible convertir en contenido pedagógico cada eventualidad.

En este contexto la convocatoria a realizar jornadas solidarias voluntarias nos propone nuevamente pensar y pensarnos como parte de un colectivo, en el barrio, en las pequeñas y grandes ciudades. Es un gesto de alto contenido simbólico que debería involucrar a las organizaciones de la sociedad civil, a los maestros, a los padres, a los alumnos y nos interpela como ciudadanos preocupados por el destino y el cuidado de las condiciones de aprendizaje de nuestros hijos. Hacer habitable ese espacio embelleciéndolo de manera participativa, ayuda a tender redes de nuestro entramado social. Este hecho de ninguna manera diluye la responsabilidad del Estado como garante de la educación, sino que por el contrario contribuye en el proceso de construcción de ciudadanía dando contenido real a la democracia.

Castoriadis, uno de los pensadores más influyentes de nuestros días, fallecido en 1997 planteaba: "Solo la educación (paideia) de los ciudadanos como tales, puede dar contenido verdadero y auténtico al 'espacio público'. Pero esa paideia no es principalmente una cuestión de libros ni de fondos, significa en primer lugar y ante todo cobrar conciencia del hecho de que la polis somos también nosotros y que su destino depende también de nuestra reflexión, de nuestro comportamiento y de nuestras decisiones, en otras palabras, es participación en la vida política".

Desde Amasafé Provincial vamos a seguir luchando por el aumento del presupuesto educativo, por la creación de los cargos docentes, por la estabilidad de los trabajadores de la educación, por la inclusión de los niños, jóvenes y adultos al sistema y por una Educación de calidad al servicio de todos los santafesinos; pero este camino será muy cuesta arriba si no somos capaces de involucramos en un proceso junto a todos los que forman parte del maravilloso mundo que florece junto a cada escuela.

* Secretaria General de la Comisión Directiva Provincial de Amsafé.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared