OPINIóN › SIETE DÍAS EN LA CIUDAD

El 2009 a la velocidad de la luz

Ni los más interesados en estas cuestiones hubieran previsto que el calendario político de este año iba a empezar ya en las primeras horas de enero. Con más o menos calor, con la gente pensando en otra cosa, midiendo el impacto de la crisis; como sea, los que animarán los comicios legislativos de este año ya comenzaron a hablar, y de qué manera.

 Por Leo Ricciardino

Cuesta todavía creer a la velocidad con que arrancó el año político, prácticamente sin espacio para las vacaciones y más allá incluso del interés que tenga la gente en el tema. Falta una eternidad, no ya para el 2011 del que muchos empezaron a hablar, sino para octubre de este año cuando se den los comicios legislativos.

Quizás la gravitación de los actores, las sorpresivas definiciones de Carlos Reutemann y las reacciones dentro del peronismo y el socialismo ante las mismas; aceleraron los tiempos de una manera impensada: Casi todos estaban convencidos de que recién en marzo empezaría a perfilarse la cuestión. Pero casi como si se tratara de jugadores de fútbol, los principales contrincantes ya están en pretemporada.

Y si de ponerse en forma se trata, Reutemann es precisamente uno de los que necesitará de buenos esfuerzos. Porque si hay algo certero en lo que dijo el fin de semana el intendente de Rosario Miguel Lifschitz, es que el senador no se había caracterizado por sus apariciones públicas, apenas en el debate por el campo volvió a montar la escena con camperas, chalecos y botitas de F-1 a la que es tan afecto. Pero los que esperan otra cosa, evidentemente, no conocen a Reutemann. Si alguien cree que puede ser instructivo o entretenido hablar de política con Reutemann se equivoca en forma.

En realidad, no hay nada más lejos de la política (ideología, historia, conocimiento, lecturas, formación, interés) que el ex gobernador de Santa Fe. Lleva exactamente 19 años en la política y jamás la ejerció. Será por eso, y por su pasado de ídolo deportivo sin duda, que sigue penetrando en la gente, en los lugares donde otros no llegan.

No han demasiadas explicaciones racionales para el tema pero ni la peor de las inundaciones ni las muertes a manos de la policía de la que él era responsable en 2001 lograron mellar seriamente su potencial electoral. Y para esto, se sabe, ni siquiera hace falta hacer una encuesta: Sólo basta ver las reacciones que despierta entre propios y extraños para medir hasta donde este extraño hombre sostiene su predicamento.

Quienes han intentado compararlo con Hermes Binner por rasgos que van desde el origen suizo-aleman, hasta cuestiones de carácter y maneras de afrontar los debates públicos; sólo miran las formas porque en rigor Binner tiene primero como 20 años más de militancia, una formación comprobable, un marco ideológico palpable y lecturas asoman detrás de su discurso.

Pero esto es anecdótico, porque menos o más parecidos hoy son los dos hombres que se disputan el terreno en Santa Fe y con proyecciones que exceden largamente las fronteras de esta provincia.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.