OPINIóN

Para honrar a nuestra querida compañera

 Por Silvia Abdolatif (*)

Ya se cumplieron tres meses del día que te mataron. ¡Cuánto dolor el tuyo, compañera querida! Te quitaron la vida, suena feo pero es verdad. Éramos muy jóvenes, militantes peronistas, compartimos el mismo lugar de detención. Siempre soñando un país mejor. Un día te conté que te recordaba como un pajarito mojado, con tus ojos asustados. Esos hijos de puta, porque hay que decirlo así, te habían violado y te torturaron.

A esa verdad la denunciaste con mucha entereza, con humildad y el firme propósito de que se haga justicia. Días pasados miraba una película, con una escena muy cruel: dos hombres mataban a una mujer a puñaladas. Mi compañero comentó: "¿Qué fuerte, no?". Y le contesté: "De la misma manera la mataron a Silvia".

Y nos queda esa verdad: te mataron de la peor manera. No pudiste defenderte. No pudimos ayudarte. El miedo, a veces, paraliza, pero en esa búsqueda de encontrar la verdad nos volvemos a levantar una y treinta mil veces.

La práctica, los años, la experiencia nos dicen, que con la verdad podemos seguir vivos.

La duda, la mentira, nos movilizan. Nos inquieta, nos indigna. Desde ese 29 de marzo, existen muchos interrogantes, muchas dudas, como lo denuncian tus hijos, tu hermano, los abogados querellantes. Tus compañeros seguimos dudando. Por eso, creo que esto no puede cerrarse. Debemos convencernos que la justicia llega de la mano de la verdad. No hay otra forma.

Es justo y necesario respetarte, compañera. Y en vos, a tus hijos. Y comprender el derecho que tienen a exigir justicia.

"¿Tu verdad?/ No, la verdad./ y ven conmigo a buscarla/ La tuya, guárdatela". Antonio Machado

(*) Ex compañera de celda de Silvia Suppo.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.