OPINIóN

Ese gran amigo de Cuba y de Fidel

 Por Coco López

Se cumple un año de la muerte de Jorge Obeid, quien fue un consecuente defensor de la Solidaridad con Cuba y al mismo tiempo, un amigo personal de Fidel Castro.

No cabe duda que la pasión y el cariño que Obeid sentía por la Revolución Cubana , estuvieron influenciados por la relación directa que entabló con Fidel Castro y que se manifestó en cuatro encuentros personales: tres en La Habana y uno en la Argentina.

La primera reunión fue en diciembre de 1998, cuando Obeid finalizaba una visita a Cuba, para promocionar productos santafesinos. Siempre me llamó la atención que el Líder de la Revolución Cubana incorporara en su profusa agenda, una entrevista con un gobernador de provincia. Nunca tuve una respuesta directa sobre ese interrogante, pero después de mucho conversar con amigos cubanos que trabajaron junto a Fidel, se me ocurre pensar que el carácter de dirigente peronista de Obeid y más aún, su pasado en las columnas de la juventud, despertaron el interés del Comandante.

Fidel siempre prestó atención a la personalidad de Perón y su liderazgo a la distancia. Así fue, que durante los años tumultuosos de 1968 69, cuando se tambaleaba la dictadura militar de Onganía, envió un representante personal, Emilio Aragónes Navarro, para que se entrevistara con Perón en Puerta de Hierro. Aragonés Navarro se convirtió en el Embajador de Cuba, luego del restablecimiento de las relaciones diplomáticas durante el gobierno de Cámpora.

Obeid contó repetidamente que su primer encuentro personal con Fidel, no pudo menos que equipararlo a la reunión que mantuvo con Perón en 1972. El impacto fue similar.

La primera cena con Fidel fue un verdadero examen sobre la realidad económica, social y política de la provincia de Santa Fe. La charla terminó a las 4 de la mañana.

La segunda oportunidad que se encontraron en La Habana , fue en noviembre de 2003, luego de la elección de Obeid, por segunda vez como Gobernador. El gobierno cubano quería agradecerle las gestiones que había hecho como Diputado Nacional, para impedir la condena de Argentina a Cuba en la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra. El Comandante los esperaba en el palacio de Convenciones de La Habana, y el temario no fue muy distinto al del anterior encuentro. Obeid planteó la posibilidad de que médicos cubanos llegaran a Santa Fe. Fidel le dio un consejo ? Se discreto, no te pelees con el colegio médico?

El tercer encuentro en La Habana fue en diciembre de 2005, y tiene un particular interés en esta breve semblanza de la amistad entre Obeid y Fidel. El Comandante lo invitó a compartir un acto en la ciudad de Cárdenas, en el que se festejaban los cinco años del retorno a la patria del niño Elian González. Obeid y su esposa, tuvieron un lugar preferencial en el acto, en primera fila, junto a Fidel, quien en un momento le dice al gobernador santafesino ? Buscame cuando termine el acto, porque quiero que volvamos juntos a La Habana?.

Comentando este hecho con el embajador Alejandro Gonzales Galiano, me señaló que esa invitación era un signo de fraternidad muy fuerte, porque Fidel rara vez compartía su vehículo personal, que viajaba con una numerosa custodia.

En esta oportunidad, en el viaje de regreso a la capital, el temario fue distinto al de las otras entrevistas. Fidel le disparó a boca de jarro: ?Cuéntame los detalles del plan *Yo si puedo* en Santa Fe?. Se refería a la experiencia del desarrollo en nuestra provincia, de un plan cubano de alfabetización de adultos, que se aplica en 30 países. Lamentablemente durante la gestión de la Ministra Elida Rasino ese plan fue desactivado.

Pero las sorpresas no terminaron allí. Ya de regreso a La Habana, en el Palacio de la Revolución, en otra muestra de confianza y aprecio de Fidel hacia Jorge Obeid, lo lleva a una sala reservada y le confiesa ?Esto lo ve poca gente, pero quiero que lo conozcas? y le mostró un mapa con el plan de construcción de distintas centrales eléctricas , ya que los numerosos y prolongados cortes energéticos generaban un serio malestar en la población.

El plan era prácticamente secreto y el líder cubano, tuvo la deferencia de adelantárselo al gobernador santafesino.

El último encuentro fue en Córdoba, en julio de 2006, durante la Cumbre de Mercosur. Obeid me dijo que noto cansado al Comandante. No se equivocó. A su regreso a Cuba, Fidel se descompuso y prácticamente dejó el escenario político. El 13 de agosto pasado cumplió 88 años. Sigue con sus reflexiones y aislados encuentros con personalidades extranjeras.

Ya no habrá un quinto encuentro. El amigo de Fidel, falleció el 28 de enero de 2014.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.