OPINIóN › PANORAMA POLITICO

Internas o consenso

 Por Pablo Feldman

"Mi candidato era Carlos Reutemann", dice el Presidente Néstor Kirchner a quienes quieran escuchar sus preferencias entorno al nombre del candidato ideal del PJ en Santa Fe. Como dice "era" y no "es", se abre un abanico de posibilidades que no contemplan el cambio de tiempo verbal ya que el Lole no terminó de creer que efectivamente "era" el candidato del Presidente.

Hasta la deserción de Reutemann, la sociedad santafesina veía claramente dos candidatos; el ex-piloto de Fórmula Uno y Hermes Binner. Pero una vez que "Lole Gump" dejó de correr, el único que ha quedado en pie es el ex-intendente socialista. Por lo tanto, y por primera vez sin la promiscua Ley de Lemas en 20 años, el PJ vuelve a tener "precandidatos", ni más ni menos. El paso que falta para eliminar el proclítico puede darse de dos maneras; por consenso o por internas.

¿De qué depende que sea una u otra la manera de definir el nombre del candidato? Una respuesta casi obvia puede ser que dependerá de lo que diga el Presidente, pero en rigor lo que hay que proyectar es el contexto en el que el Jefe de Estado va a tomar esa determinación.

Es evidente quienes son y por qué razones, se inclinan hacia una u otra modalidad de definición.

La semana pasada, Omar Perotti dijo a Rosario/12 que "la manera de legitimar a un candidato es a través de una interna, con el aporte de los referentes territoriales". El intendente rafaelino es casi un desconocido para los operadores mediáticos de la región y fundamentalmente de la Capital Federal que pretenden incidir sobre la opinión de Kirchner. Pero es un dirigente con muy buenas relaciones con pares de otros municipios y referentes del "reutemismo residual" que si bien no se mueven como grupo consolidado mantienen el vínculo y tarde o temprano van a "fichar" sobre algún casillero. "Yo les dije que hagan lo que les indique su olfato, y cada uno tiene libertad de jugar con quien quiera", le comunicó Reutemann a los operadores de Agustín Rossi y Rafael Bielsa, por separado.

El "Chivo" por su parte hace equilibrio para no pelear con su colega de bancada Bielsa, que es a la vez el hermano de su aliada María Eugenia -no se sabe hasta cuando-, pero inequívocamente quiere ir a internas. No sólo por la "legitimación" de la que habla Perotti, sino por ya tiene una campaña sobre el lomo, y encuestas que muestran que efectivamente, fuera del Lole no existe un "candidato de consenso".

Esto es lo que parece haber notado la semana pasada el gobernador Jorge Obeid que ha comenzado a tomar distancia de la figura de Rafael Bielsa. Desde los cuarteles "rossitas" atribuyen a Obeid el "lanzamiento" del ex-canciller al regreso de un viaje a España que compartió con el Presidente Kirchner, y al que asistió también el Presidente del bloque de diputados del oficialismo. Caminando por las calles de Madrid, Rossi y Obeid hablaron de Santa Fe, entre ellos y con el Presidente. Fue por eso que al día siguiente del regreso, Rossi no terminaba de creer que era "en serio" la versión de Bielsa candidato a gobernador. "La última vez que hablé con él, me dijo que quería competir por la jefatura de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires", explicó el Chivo, hablando de cuando se dió cuenta de que no era una broma del periodista que lo entrevistaba la candidatura de su colega de bloque. Segundos antes había dicho "habría que ver si puede ser Maxi Rodríguez el candidato", que había convertido el golazo contra México la noche anterior, pensando que lo de Bielsa era una chicana de su interlocutor. "Debe ser el gobernador", dijo la vice cuando le preguntaron quién había lanzado la candidatura de su hermano. Obeid no desmintió, y así quedó instalado el nombre del candidato, y en la cabeza de los seguidores de Rossi el origen de esa postulación.

En cualquier caso, y con las encuestas en la mano -la última de Analogías- no existe el "candidato del consenso". No sólo porque hay más de uno que quiere ser, sino porque ninguno "mide" como para destacarse.

Según la encuesta que se siga, Bielsa o Rossi están un par de puntos de diferencia entre sí, pero a más de 20 de Binner. El PJ tiene un piso que supera los 35 puntos, pero ningún candidato obtiene a esta altura ni la tercera parte, sólo el Lole (fuera de carrera) se acercaría a ese número.

"Si hubiera un candidato con 20 puntos y los otros con 7 u 8, ahí no habría discusión, pero eso no existe, y no creo que el Presidente baje a una interna que sería la única manera de potenciar un candidato para enfrentar a Binner", dijo a Rosario/12 un operador de la Rosada que sigue prudentemente los movimientos en Santa Fe.

La estrategia de quienes rodean al ex-canciller es intentar instalar la idea de Bielsa como preferido de Kirchner. A eso contribuyó la visita de hace un par de semanas a Rosario, cuando bajó del avión Presidencial, del que también descendió Rossi, aunque eso no constituyó ninguna novedad.

Bielsa ha comenzado a recorrer la provincia y por lo que pudo verse días pasados en una parrilla del centro rosarino, lo acompañan --entre otros-- los ex-diputados provinciales Emilio Rodes, Roberto Leale, el ex-concejal Lisandro Brebbia, entre otros dirigentes que hacía tiempo habían salido de los primeros planos de la escena política.

Rossi sigue reuniéndose con intendentes y jefes comunales del PJ, y espera que desde la Casa Rosada no le salgan con un martes 13 y lo dejen fuera de carrera. En ese sentido, en el bunker del ex-presidente del Concejo rosarino, sostienen que "Agustín va a hacer lo que diga el Presidente, pero nadie cree que lo baje, porque no hay nadie que pueda hacer una elección mejor que él". Algunos de los colaboradores de Rossi, van más allá y hasta se plantean escenarios adversos; "acá no sólo hay que buscar un candidato para esta elección, sino definir quien va a conducir el PJ durante la próxima década, aún en el caso de una derrota" sostienen cerca del diputado para agregar que "hay que tener estructura para eso, no es armar para una campaña y nada más". En este aspecto, hay coincidencia con lo que piensa Perotti, que en el reportaje ya citado sostuvo que "no se puede inventar lo que no hay, ni mostrar lo que no existe".

Falta más de un año para los comicios, pero antes de que finalice el 2006 el gobierno quiere tener perfiladas las candidaturas. La idea del "consenso" de la que se habla en la Casa Rosada parece más viable para provincia de Buenos Aires donde el que sea el candidato seguramente será el Gobernador, pero no tanto para Santa Fe o la Capital Federal donde el oficialismo deberá remontar la desventaja que hoy le marcan las encuestas. El sector que propone a Bielsa como candidato es el único que preferiría que no haya "internas abiertas", el modo que prevé la ley tras la derogación del régimen de Lemas para consagrar los candidatos. En contraposición a lo que piensan Rossi o Perotti --por citar sólo dos de los dirigentes más importantes de la provincia-- cerca de Bielsa no creen que la compulsa fortalezca o legitime. Apuestan al "dedazo", pero para eso deberán convencer nada menos que al Presidente, que en el caso de tomar esa determinación se estaría exponiendo a cargar con el costo de una eventual derrota a 45 días de las elecciones presidenciales, que son las que realmente le interesan.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.