OPINIóN

Todos los cristales del caleidoscopio

 Por Olga Corna*

Hoy, finalmente, los cristales del caleidoscopio electoral formarán, organizando, parte del nuevo mapa político legislativo de la Argentina, que sin duda determinarán las coaliciones de fuerzas que operarán sobre el segundo momento del mandato presidencial.

Ciertos cristales al posicionarse, han inquietado al gobierno nacional y Santa Fe aparece como una provincia de fuerte tradición peronista que puede repensar su pasado.

Otros cristales operan en la decisión de acompañar a los candidatos oficialistas por parte del Presidente, lo que generó fuertes críticas en las figuras representativas de otros partidos -fueran candidatos o no- que... optaron por acompañar a sus candidatos.

A rigor de verdad, la tan mentada renovación de la política, los jóvenes cuadros, los más preparados, los menos taimados, los aires frescos de renovación, exigidos por el "soberano", se diluyen al no ser reconocidos por el mismo "soberano" que los solicita. Entonces, posicionar a un nuevo candidato demanda la presencia del otro, del que "es".

Otra vuelta de cristales y varios contratos pugnan por establecerse: los de acompañamiento a la gestión presidencial, con un sistema de expectativas económicas, aún en el "derrame"; la del contrato moral fortalecido en la dignidad para frenar la prepotencia con premoniciones de presidencia futura; el de poner o que te la pongan poniendo todo lo que se tiene -una forma grosera de llegar al electorado-; o "Rosario no para"; o plantear la dicotomía entre el movimiento tradicional, verdadero y la renovación con mujeres de militancia, con memoria, buceadoras del pasado, en más cargos de decisión. En los mismos movimientos, los cristales organizan ciertas formas y aparecen entonces viejos fantasmas reeditando candidatos en trucajes mediáticos absolutamente inconvincentes; represores devenidos en demócratas, ahora respetuosos de la ley y de la vida; y actores y vedettes entienden que la representación (mise en escene) puede ser también el ejercicio de la política, hablando livianamente en cualquier living sobre la importancia de no revolver lo pasado porque sólo se construye no teniendo en cuenta lo vivido. Interesante reflexión en una sociedad con fuertes problemas de memoria.

Hemos recuperado la posibilidad de voto, es un ejercicio neuronal más allá de la obligatoriedad establecida, tenemos la posibilidad de optar por un contrato o por varios, ejerciendo la posibilidad del corte de boletas; el que más se acerque a la idea de país que deseamos aunque los representantes ofertados, en algunos casos, piensen sólo en el resultado puntual de esta elección. Todo esto más allá de la sonrisa forzada que desde las gigantografías nos aportan los candidatos, con una pose poco reflexiva, invitando a la posibilidad de sonreir del mismo modo, si son votados, olvidando la violencia discursiva de los candidatos a nivel nacional que intentan posicionar a sus representantes locales.

En nuestra propia aldea, y más allá de la posibilidad de votos relacionados, sugeridos, presionados o inducidos, el clima de la campaña estuvo sostenido en la mesura más allá de algunos espasmos que intentaron generar la polémica. Faltó el debate y son los que están. Supuestamente, los elementos relacionales, la continuidades en lo logrado, o lo innovador están en la mesa del cuarto oscuro.

Mueva usted su propio caleidoscopio.

* Docente de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Nacional de Rosario

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.