ECONOMíA

Habrá que esperar hasta marzo para el proyecto de la Rural

Es una inversión cercana a los 26 millones de pesos para un
centro de exposiciones en cuatro de las ocho hectáreas del
predio. Uno de los oferentes volvió a pedir prórroga de plazos.

A pedido de uno de los tres oferentes que ya están en carrera, la municipalidad volvió a postergar los plazos de la licitación lanzada para concesionar el predio ferial del Parque Independencia durante los próximos 20 años. Ahora, habrá tiempo hasta el 21 de noviembre para adquirir el pliego del proceso licitatorio, cuyo primer sobre se abrirá un día después. El municipio estima que la obra se adjudicará en el mes de marzo. De acuerdo a las bases que aprobó el Concejo, la mitad de las ocho hectáreas que ocupaba la Sociedad Rural serán parquizadas para el uso público y el resto se destinará a un centro de exposiciones, para lo cual está previsto una inversión de hasta 26 millones de pesos. El paredón levantado sobre avenida 27 de Febrero será derribado, al igual que el salón Naranja, y se cercará la zona como se hizo con el parque de diversiones. Además, se creará un estacionamiento subterráneo para 400 autos y se construirá un nuevo núcleo cerrado para eventos.

"El pedido de prórroga lo hizo uno de los tres grupos que ya compró el pliego, porque no llegaban con los plazos originales para terminar algunas cuestiones técnicas del proyecto", confió a Rosario/12 la titular de la Dirección de Concesiones de la Municipalidad, Hilda Gontín.

El grupo que pidió la postergación de los tiempos de la licitación es Rosario Eventos. Los otros dos grupos que adquirieron los pliegos son: Dalai y Diab & Cía. "Ahora hay plazo hasta el 21 de noviembre para comprar el pliego y participar de la licitación y para que los grupos que lo compraron puedan presentar toda la documentación", agregó la funcionaria.

Según Gontín, la demora esgrimida por el grupo Rosario Eventos se debe a "la complejidad de la obra. En estos meses los arquitectos de los oferentes vinieron en más de una oportunidad al predio para poder hacer una proyección precisa de las tareas a realizar".

De acuerdo a la iniciativa que aprobaron los concejales a fines del 2006, contempla distintos escenarios de inversión. En una primera etapa, para explotar el predio por 12 años se exigirá el desembolso mínimo de 10 millones 430 mil pesos durante los primeros 24 meses. Si el oferente está dispuesto a seguir invirtiendo, tendrá que desembolsar otros 16 millones y automáticamente se le renueva la concesión por ocho años más. Si desiste de esta opción, se cierra el proceso y el municipio puede reconcesionar.

En la primera etapa están previstas todas las obras de parquización exterior, la reja perimetral, la incorporación de mobiliario y equipamiento urbano en el exterior, la demolición de lo que no se recupera, la recuperación de los edificios de valor patrimonial, el mantenimiento de la arboleda y un techo básico en el cubo central. Para la segunda etapa, que es la inversión mayor, se establece un estacionamiento subterráneo para casi 400 autos y la construcción de un nuevo núcleo cerrado para exposiciones.

Entre los usos propuestos para la actividad principal se cuentan: organización y realización de ferias, exposiciones, congresos y convenciones y para las actividades secundarias: espectáculos culturales y artísticos, eventos deportivos, salones de fiesta, gastronomía. Entre los usos no admitidos figuran: confitería bailable, karaoke, salas de cine, locales de comida rápida, sala de videojuegos, juegos mecánicos, circos.

El canon mínimo mensual a pagar finalizadas las obras de la primera etapa será de 10 mil pesos, o el 1,8 por ciento sobre la facturación bruta.

Compartir: 

Twitter
 

La concesión para el privado está fijada en 20 años, para posibilitar recupero de inversión. El paredón levantado sobre avenida 27 de Febrero será derribado al igual que el salón Naranja.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.