ECONOMIA › CORPORACION SANTAFESINA PARA EL DESARROLLO DE LA ECONOMIA.

Media sanción al desarrollo

El proyecto del Ejecutivo que Diputados aprobó dispone la creación de la unidad ejecutora que deberá armar una banca de segundo grado, destinada a financiar la inversión de micro y pequeñas empresas con recursos propios y herramientas mixtas.

 Por Luis Bastús

La noticia quedó relegada a un segundo plano en la afiebrada sesión de Diputados del jueves pasado, porque los legisladores quitaron el freno de mano de las últimas semanas y descerrajaron una catarata de proyectos aprobados como la reforma jubilatoria docente, la creación del sistema de medios provincial y el aumento del número de concejales. Entre ellos, la media sanción a la ley fundante de la Corporación Santafesina para el Desarrollo de la Economía Provincial no es un tema menor desde el punto de vista del oficialismo. La gestión de Hermes Binner considera esto como "la recuperación del agente financiero provincial". "Esta herramienta espera su creación desde 1999, y el justicialismo, que habla de promover la industria, nunca lo hizo en los años en que gobernó la provincia", chicaneó el ministro de la Producción, Juan José Bertero, sin la diplomacia que el Frente Progresista deberá esgrimir en el esquivo Senado provincial para que la iniciativa se sancione como ley.

El proyecto del Poder Ejecutivo que Diputados aprobó por unanimidad dispone la creación de la unidad ejecutora que deberá armar una banca de segundo grado, destinada a financiar la inversión de micro y pequeñas empresas, con recursos propios y herramientas financieras mixtas, bajo control del Ministerio de Producción de la provincia. La creación de este instrumento de fomento corporativo ya estaba prevista en la ley 11.696, del año 1999, cuando el gobierno de Jorge Obeid liquidó el Banco Santafesino de Inversión y Desarrollo.

El Ejecutivo envió el proyecto a la Legislatura en noviembre del año pasado con la firma de Hermes Binner y sus ministros Angel Sciara y Bertero. Esta vez hubo acuerdo con la oposición, algunos retoques al texto para que el gobierno defina el formato jurídico dentro de un año, y no dos como se había previsto originalmente. Y el jueves recibió media sanción con el voto unánime de los 42 diputados presentes. Lo que ocurra en el Senado es una incógnita.

"Una herramienta provincial para atender aquellos actores del aparato productivo que el sistema financiero no atiende", argumenta el texto. Los instrumentos de los que se podrá valer la Corporación provincial son fideicomisos de inversión y garantía, sociedades de garantía recíproca, plan de negocios del agente financiero y caja obligada de la provincia, cajas cooperativas de crédito y mutualismo y otros mecanismos que el Ministerio de Producción considere adecuados para apoyar a micro y pequeñas empresas por cadenas de valor.

Los fondos deberán provenir del saldo residual de la liquidación del Banco Santafesino de Inversión y Desarrollo, del 2 por ciento que tienen que aportar ﷓﷓y hasta ahora nunca lo han hecho﷓﷓ las empresas beneficiarias de la ley 8.478, de promoción industrial, créditos internacionales que gestione la Corporación y partidas que le destine la Ley de Presupuesto. De este menú, lo único tangible hoy es el producido de la liquidación del banco de fomento, unos 12 millones de pesos.

El presidente de la Federación Industrial de Santa Fe (Fisfe), Carlos Bertone, saludó la decisión de crear esta banca corporativa, pero consideró que esos recursos disponibles son escasos. "Toda política que apunte a promover el desarrollo de la industria en la provincia es bienvenida. Hace diez años que este instrumento financiero tendría que haber sido creado. Enhorabuena, pero entendemos que es insuficiente 12 millones como masa de financiamiento para el tamaño del aparato productivo de Santa Fe. Estamos hablando de un parque de 10.000 empresas", señaló el industrial.

El diputado socialista Raúl Lamberto concedió que el monto es escaso, "pero es un buen comienzo si se tiene en cuenta que la provincia hasta ahora no tiene esta herramienta, y que debería haberla tenido desde que se privatizó el banco", dijo. "Significa dotar al Estado provincial de una herramienta imprescindible para mejorar e incentivar el sistema productivo en aquellos sectores en los que el sistema financiero privado no llega, o llega de manera desventajosa", agregó Lamberto.

El ministro Bertero precisó que el servicio de la Corporación apuntará a los jugadores más chicos de la industria, el agro, el comercio y los servicios. Dijo que en lugar de asistir a solicitudes de crédito aisladas, el criterio será brindar apoyo financiero a cadenas de valor, en especial las que el Estado juzgue "más dinamizadoras de la economía y las que posean un factor de inclusión social", detalló Bertero. Y mencionó actividades del sector agroalimentos como las cadenas láctea, bovina, maquinaria agrícola, y también bienes de capital, tecnologías de información y la cadena de valor de la pesca.

Consultado sobre el próximo paso, cuando el Senado deba tratarlo para su sanción como ley, Lamberto opinó que allí la suerte del proyecto puede ser "impredecible", pero confió en que el oficialismo consiga sacarlo adelante, incluso antes del fin de la gestión. El ministro Bertero consideró que "será una oportunidad para los senadores que siempre hablaron de la necesidad de apoyar la producción".

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Bertero dijo que el justicialismo "nunca impulsó esta ley que espera desde hace años".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared