ECONOMíA

Si no la reforma agraria, por lo menos prioridad para arrendar

En el cierre en Rosario de su 94º Congreso, la Federación
Agraria Argentina, anunció que le presentarán a Kirchner su
proyecto del ley de arrendamiento por cinco años con renovación.

 Por Alicia Simeoni

"La semana que viene o apenas el presidente Néstor Kirchner nos reciba le presentaremos el proyecto de ley de arrendamiento que contempla un plazo de 5 años, con opción a la renovación y que tenga en cuenta la agricultura familiar," dijo el presidente de la Federación Agraria Argentina Eduardo Buzzi al promediar, anteayer, el 94º congreso anual de la entidad en la que fue reelecto al frente de la conducción. De aquel reclamo de décadas que decía "la tierra para el que la trabaja", hoy se señala que por lo menos los chacareros, quienes hacen la agricultura familiar debe tener prioridad y tiempo en el alquiler de las tierras. Buzzi dijo que esa la ley de arrendamiento deberá marcar a los propietarios de grandes superficies "que son el problema para que se vean obligados a alquilarles sus campos a los agricultores familiares y no a los pools de siembra". El presidente de la FAA le había planteado el tema al presidente Kirchner el pasado 10 de julio y el congreso lo tomó como uno de los puntos fuertes (ver recuadros aparte) aunque se trata sólo de una pequeña porción de la cuestión más general referida al uso y tenencia de la tierra.Hay unos 40.000 productores que necesitarían de esa ley en la 'pampa gringa' ya que trabajan tierras ajenas.

-Una de las reivindicaciones del encuentro es el valor social de la tierra que se plantea hace décadas. ¿Qué significa hoy hablar de otro destino?

-El uso y tenencia de la tierra está definido hoy por la ley del mercado, esto es oferta y demanda, sin importar la función social de la tierra. En 1976 con el proceso militar se derogó la ley de arrendamientos, esa ley que sometía a los dueños de la tierra a un régimen regulatorio que decía que quien trabajaba la tierra, léase el chacarero, tenía derecho a 5 años de estabilidad y opción a tres años más, que pagaba en especie y que no tenía una visión rentista y especulativa sino que contribuía a un equilibrio. Allí sí existía una función social que implicaba una distribución armónica de la renta agraria y en consecuencia la reinversión.En el año 1980 se desguazó el Consejo Agrario Nacional que tenía la facultad hasta de expropiar tierras y hacer colonizaciones. No sólo asignaba tierras públicas sino que podía, además, tomar tierras privadas, expropiarlas y hacer colonizaciones en el caso en que lo considerara estratégico. Un instrumento de esos era subversivo para Martínez de Hoz que era la Sociedad Rural Argentina.

-¿Uno de los reclamos es por una nueva ley de arrendamientos?

-Como aparecieron los pequeños rentistas hay que tener una ley de arrendamiento nueva que ponga límites, que no existan los pooles de siembra, que dé los 5 años para preservar el recurso suelo. Hay que tener en cuenta además que los productores chicos, que ahora son pequeños rentistas tengan estímulo para que dejen justamente esos roles y vuelvan a ser productores y a trabajar sus tierras.Por lo pronto una ley de arrendamiento debe apuntar a que los propietarios de grandes superficies, que son el problema, se vean obligados a alquilarles sus campos a los agricultores familiares y no a los pools de siembra. Esa debe ser la nueva legislación. Obligar o estimular o una combinación de ambas cosas.

-¿Cómo se expresa ese problema en la zona pampeana?.

-En el norte santafesino, en la zona de Tostado por ejemplo, hay grandes superficies compradas por capitales extranjeros. Se trata de 40.000 hectáreas vendidas primero a belgas y luego a norteamericanos en 12 millones de dólares. También en la provincia de Santa Fe hay extranjerización, aunque menos en el centro sur porque en la 'pampa gringa'-Santa Fe, Córdoba, parte de Entre Ríos, Buenos Aires y un pedacito de La Pampa- tuvo su efecto la mejor distribución de la tierra. Por eso existen los fenómenos de Firmat, de Arequito, de Casilda como polos de desarrollo agropecuario y agroindustrial. En 80 años hubo desarrollo industrial porque hubo distribución de la tierra aunque ahora el dólar alto ha beneficiado.

-¿Cuál es el pedido concreto al gobierno de Néstor Kirchner?

-El primer pedido es respecto de una ley de arrendamiento que tuve oportunidad de explicarle al presidente el 10 de julio pasado. En esa ocasión planteamos que además se necesita formar un fondo con parte de las retenciones para mejora la situación del pequeño productor y que pueda diversificar su trabajo, en la lechería, en la cría de porcinos. Se trata de contar con mejores precios para pasar a la rotación de cultivos y reponer nutrientes a los suelos. En 1947 el gobierno peronista creó la ley de arrendamiento más maravillosa que hubo en América latina que fue la 13.246. La semana que viene, o apenas el presidente Kirchner nos reciba, llevaremos el proyecto de ley que habla de contratos a 5 años, con más plazos y que tenga en cuenta la agricultura familiar. Esto es sólo un pedacito del problema de uso y tenencia de la tierra en la Argentina....El bañado de La Estrella en Formosa, los campesinos de Santiago del Estero, los mapuches de La Patagonia son las expresiones de decenas de miles de situaciones de inestabilidad respecto del uso de los suelos. Extranjerización, problemas de arrendamientos o de títulos a los ocupantes. Todo eso hay que encarar.

-¿Cuantos productores están en estas condiciones en la 'pampa gringa'?

-En la cuestión de arrendamientos agrícolas hay 50 o 60 mil productores en toda la 'pampa gringa'. Un 60 o 70 por ciento trabaja algo de tierra ajena. Podemos decir que hay más de 40.000 productores que necesitarían una ley de arrendamiento que les dé una previsibilidad y una perspectiva distinta.

-Y en cuanto al agotamiento de los suelos por el cultivo de soja...¿Cuál es el planteo?.

-Los 'gauchos' nuestros también producen soja pero les interesa producir leche y criar cerdos. El problema es que no lo hacen porque no les resulta compensatorio y juegan las reglas que pueden jugar. Y esos son socios de la FAA. Sí denunciamos que cada cosecha de 35 millones de toneladas de soja se lleva 1.130 millones de dólares en nutrientes y se repone, escasamente, un tercio de ello. Hay déficit de reposición de los minerales que se sacan. Eso se puede equilibrar solamente con ganadería, con potreros, con vacas. ¿Por qué hubo 100 años de agricultura?. Porque hubo posibilidades de tener esquemas mixtos. Cuando se rompió ese esquema y sólo hubo lugar para soja, soja y soja se terminó el sistema sustentable. Es mentira que la agricultura actual se pueda sostener un siglo más sobre la base de reposición de fertilizantes, sencillamente porque la urea se hace de gas que también se agota. Esta agricultura no se puede sostener otros 100 años si no es con vacas y con el ciclo que previó la naturaleza.

Compartir: 

Twitter
 

Eduardo Buzzi, reelecto al frente de la FAA. Abogó por la "defensa de la agricultura familiar". La iniciativa es que los pequeños productores tengan priodidad sobre los pools de siembra.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.