CIUDAD › PARO DE TAXISTAS POR VARIOS ROBOS VIOLENTOS

"La tienen contra nosotros"

El hecho más saliente fue el de un taxista que se defendió
con disparos de un asalto, fue detenido y los familiares del
ladrón herido fueron a la comisaría para intentar vengarse.

 Por José Maggi

Los taxistas rosarinos iniciaron ayer al mediodía un paro de actividades en reclamo de mayores medidas de seguridad, que regirá al menos hasta el lunes a las 9 de la mañana, cuando analizarán si la medida se extiende a días subsiguientes. Horacio Boix, del sindicato de peones de taxis, indicó hoy que "entre el viernes y la madrugada de este sábado hubo dos compañeros asaltados y agredidos y de alguna manera tenemos que defendernos de esta situación". Por su parte, Mario Cesca de ATI (Asociación de Taxistas Independientes) elevó la cifra delitos sufridos a "5 ó 6", aunque el más grave fue el ocurrido en Grandoli y Presidente Quintana, "donde un compañero fue tajeado en el rostro en un robo, y al repelir el ataque le pegó dos tiros al delincuente y terminó preso. No solo eso sino que ahora los amigos y familiares del ladrón amenazaron con quemarle la casa porque viven a solo tres cuadras de distancia. Esto es entonces una guerra, y la sociedad tiene que entenderlo", disparó Cesca.

Todo comenzó a las 0.50 de ayer cuando, personal policial auxilió al titular del taxi Corsa chapa 1234 en la zona de Grandoli y Presidente Quintana. El conductor identificado como Néstor A., de 46 años, informó a los policías que minutos antes había levantado a un pasajero que a las pocas cuadras intentó asaltarlo amenazándolo con un arma.

Según el relato de Mario Cesca " el taxista entregó al recaudación pero le pidió que del devolviera el carné de relevante que lo usa para trabajar. Pero el ladrón reaccionó muy mal y le tajeó la cara y se fugó. Entonces el taxista extrajo un arma e hizo varios disparos, y parece que le pegó alguno al caco", que se escabulló por los pasillos de una villa de emergencia.

El conductor fue trasladado a la seccional 16ª y se le secuestró un revólver calibre 22 con una bala de punta hueca y siete vainas servidas. En la dependencia policial comprobaron que el hombre presentaba un pedido de captura de la comisaría 7ª por agresión a un joven que junto a un amigo lo habían abordado en la madrugada de ayer en la zona de la Terminal de Omnibus.

En ese episodio, el taxista había amenazado a los dos jóvenes con un arma de fuego, los había hecho descender del taxi y les había disparado a los pies porque sospechó que no le iban a abonar el viaje. Tras ser increpado por uno de ellos, le pegó un culatazo en la cabeza y se fue del lugar.

Pero no todo terminó allí: El delincuente que intentó asaltarlo identificado como José Luis Sáenz, de 22 años y portador de un frondoso prontuario, ingresó horas más tarde al Hospital Provincial -donde quedó internado con guardia policial- con heridas de arma de fuego en la región lumbar y en una de sus piernas. Hacía dos días había salido en libertad luego de reincidir ya que meses antes había cumplido una condena de seis años.

Sus familiares y amigos intentaron vengarlo y se trasladaron hasta la comisaría 16º donde estaba alojado el taxista. Pero sus compañeros de trabajo estaban en el exterior y terminaron enfrentándose. "La verdad, pudo haber terminado peor, intervino la policia y les pidió a los tacheros que se fueran a otra esquina a esperar la libertad del compañero".

Sin embargo la policía debió actuar nuevamente rato después luego que la familia del taxista resultara amenazada de muerte. "Los amenazaron con que iban a quemarle la casa, por lo cual ahora tiene custodia. Como ven esto es una locura total, esto es una guerra", repitió Cesca.

En el arranque de la medida de fuerza los tacheros organizaron una movilización por el centro para hacer conocer la noticia a la población, e incluso a sus propios compañeros. Y fue el propio Boix quien aclaró que esto no se trata "de un problema nuestro sino de la sociedad entera". Y fue más lejos aun al decir que "si la gente nos acompañara en el reclamo, el tema tendría solución rápida".

Por su parte Horacio Boix aseguró que entre el viernes y la madrugada de este sábado "hubo dos compañeros asaltados y agredidos, esto implica que los ladrones tienen algo especial contra nosotros", interpretó el dirigente, quien explicó: "De alguna manera tenemos que defendernos de esta situación".

De igual modo Boix se defendió: "Nosotros primero tenemos que velar por la vida de los compañeros, después el ciudadano deberá interpretar que no se trata sólo de un problema nuestro sino de la sociedad entera". Y fue más lejos: "Si la gente nos acompañara en el reclamo, el tema tendría solución rápida", aseguró.

Compartir: 

Twitter
 

La semana pasada, los taxistas ya se habían reunido con funcionarios por los robos. "Los ladrones tienen algo especial contra nosotros. Tenemos que defendernos", dijo Boix.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.