UNIVERSIDAD

La cuestión del Plan de Estudios en Derecho

 Por Constanza Estepa* y Luisina Muzzio**

El pasado 29 de junio, durante la sesión del Consejo Directivo de la Facultad de Derecho de la UNR, del cual somos parte, se aprobó la reforma integral al Plan de Estudios que regirá a partir de la cohorte 2016. La necesidad de la reforma era imperiosa, hacía más de dos décadas que no se realizaba un análisis global y profundo de las materias y contenidos que lo conformaban, los valores que los articulaban y, fundamentalmente, el paradigma del profesional que egresaba. Desde el CD propusimos una serie de incorporaciones, como la creación de la materia Trabajo Social Comunitario (TSC) para promover en el estudiante la construcción de lazos comunitarios y la actitud de involucramiento con la realidad social. Pensamos en el TSC desde el ingreso a la carrera, para que vaya constituyéndose como valor de manera progresiva, por lo que se proyectaba una carga horaria total de 320 horas (10% del total de la carrera). También propusimos un Ciclo de Formación Especial en "Derecho del Estado, Políticas Públicas y Técnicas Legislativa", para ampliar los ámbitos de incumbencia y evitar la formación casi exclusiva del abogado litigante, descomprimiendo el exceso de profesionales abocados a la realización de juicios.

Pese al aparente consenso sobre las propuestas presentadas por nuestro espacio, el Plan de Estudios se aprobó sin ninguna de ellas, negándoles a los estudiantes la posibilidad de ampliar sus ámbitos de conocimiento y, por ende, de incumbencia laboral. Se negó también a la sociedad la formación de un Abogado con sentido de la realidad social, un jurista que esté del lado de la redistribución de la renta mediante el compromiso con la defensa del interés público y el Estado.

En este contexto, y ante la nota publicada por este medio al Decano de la Facultad, Marcelo Vedrovnik, nos encontramos con la sorpresa que se hace referencia a nuestros proyectos (aunque lamentamos sin mencionar nuestro espacio como autores) como ejes y paradigmas a alcanzar con este nuevo plan. La sorpresa devino en inquietud: ¿cómo alcanzar una meta si no fueron incorporadas las herramientas necesarias? El nuevo Plan de Estudios se aprobó sin hacer ningún tipo de mención a la inclusión de nuestras propuestas referidas al Trabajo Social y las Técnicas Legislativa. Las tibias referencias al compromiso social son sólo a título discursivo, conservándose el encuadre profesionalista y profundamente individualista: sobre un total de 3210 horas, se destinan 64 a prácticas comunitarias, un porcentaje menor al 2%.

Nos pone muy contentos que la gestión que el pasado 29 de junio no acompañó nuestras propuestas ahora se dé cuenta de la importancia de formar un abogado no dedicado exclusivamente al litigio, con vocación por el servicio público, más comprometido con la sociedad y que esté especializado en técnicas legislativas. Si se hubieran dado cuenta un "cachito antes", cuánto tiempo de discusión y debate nos hubiéramos ahorrado. Y más aun, el futuro sería mucho más prometedor en nuestro campo. Nos pone contentos que más operadores jurídicos se den cuenta de que estamos haciendo bien las cosas.

*Consejera Directiva Estudiantil

**Consejera Directiva Graduada

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.