CIUDAD › LOS ROSTROS DE DOS CHICAS APARECIERON EN LOS CANALES DE TELEVISION

Y fueron localizadas en Pueblo Esther

Dos chicas de 12 años que habían salido de sus casas el viernes a las 7 y media de la mañana rumbo a la escuela José Hernández de Pueblo Esther y de quienes no se sabía nada fueron llevadas hasta la subcomisaría 15ª de esa localidad después del mediodía de ayer. Los padres de una de ellas de nombre Giuliana habían recurrido a la Comisión de Derechos Humanos del Concejo Municipal de Rosario después de transcurridos cuatro días y medio "sin que la Justicia hubiese ordenado ningún procedimiento para la búsqueda" dijo René Cornejo, el padre de la niña que habló con los medios de comunicación junto a la madre Estela Balgüena.

A mediodía de ayer la comisión de Derechos Humanos del Concejo recibió a los padres de una de las chicas de Pueblo Ester que se había ido de su casa, Giuliana Cornejo. El nombre de la niña, junta al de la otra amiga, Luciana P. fueron dados a conocer por la desesperación de las mismas que después de casi cinco días temían que estuvieran en un circuito de prostitución o en alguna otra situación que la pusiera en riesgo.

El padre de Giuliana, y la madre, Estela BalgÜena fueron recibidos por Carlos Comi, del ARI, Arturo Gandolla del Frente para la Victoria, y los socialistas Pablo Colono, Miguel Pedrana y Juan Rivero. Luego del relato de los pocos datos que tenían, entre ellos de la mención de dos direcciones en Villa Gobernador Gálvez que les habían llegado a través de otro chico que aparentemente había ayudado a Giuliana en su escape, los padres reclamaban que la Justicia tuviese un comportamiento más activo. Cuando la reunión terminaba en el anexo del Concejo donde funciona la comisión, el concejal Gandolla se comunicó con el secretario de Seguridad de la provincia Gustavo Peters quien le informó que hasta ese momento no tenía orden judicial alguna para la búsqueda.

Hasta ese momento los padres cuestionaban las horas que debían pasar para iniciar la búsqueda de una persona. Reclamaban que la Justicia tomara una actitud activa para dar con el paredero de Giuliana pero según explicaron el juez Adolfo Prunotto Laborde no había iniciado ninguna acción. Los concejales pidieron una audiencia con el magistrado y habían quedado en reunirse hoy a las 8.30.

Cuando la reunión terminaba la madre de Giuliana recibió un aviso que su hija había sido vista en la Estación de Omnibus Mariano Moreno. La foto de la chica ya había sido difundida por los medios de comunicación. La recorrida por la terminal a la que se incorporaron policías, incluso los que habitualmente hay en el lugar, no dio resultados alentadores. La chica no aparecía en la zona. Después de unos 20 minutos de zozobra los padres recibieron el aviso que indicaba que Giuliana y Natalia, las dos chicas estaban en la subcomisaría Nº 15 de Pueblo Ester. La historia, hasta allí, es la que puede interesar cuando se entremezclan los componentes de sociedades cada vez más complejas y de también complejas relaciones con púberes y adolescentes.

René Cornejo reclamaba mayor celeridad en los procedimientos judiciales y en las órdenes que la Justicia diera en procura de la ubicación del paradero de las chicas pero en realidad hasta el mediodía de ayer cuando Comi llamó a conferencia de prensa y el nombre y el rostro de Giuliana comenzaron a ser difundidos, sólo la buscaban sus padres.

El abogado especialista en familia Ricardo Pegoraro señaló la necesidad de una actuación con eficacia y celeridad por parte de la Justicia y de la policía y destacó la acción de los medios de comunicación, ya que en un caso con cierta similitud en el que intervino, un hombre mayor que estaba con una niña de 12 años vio la búsqueda de la chica como una amenaza y la hizo regresar a su hogar.

Cornejo dijo a este diario que su hija y la otra chica fueron llevadas a la subcomisaría 15ª "por algunas personas que vieron las imágenes por televisión... Estaban en un rancho con dos adultos que escaparon". A través de conocidos de Pueblo Ester les habían dado posibles sitios donde se pudiera encontrar pistas de las chicas.

La abogada e integrante del Centro de Derechos Humanos "Juan Carlos Gardella" de la Facultad de Derecho, Gabriela Durruty, señaló a Rosario/12 que el juez competente puede emitir una orden en ese sentido "cuando encuentre un motivo suficiente para ello".

Compartir: 

Twitter
 

Los padres de una de las chicas fueron al Concejo. La difusión del caso permitió encontrarlas en su ciudad.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.