CIUDAD

Una ciudad que mantiene su fidelidad con Carrió

En Rosario la fórmula presidencial de la Coalición Cívica logró casi diez puntos de ventaja sobre Kirchner-Cobos. Socialistas y aristas tomaron con calma el resultado, en un bunker donde estuvo ausente Hermes Binner.

 Por Guillermo Zysman

Tal como ocurrió en el 2003, Elisa Carrió volvió a ser ayer la candidata presidencial más votada por los rosarinos. Anoche, la líder de la Coalición Cívica venció en la ciudad por cerca de diez puntos a la presidenta electa Cristina Fernández de Kirchner. Temprano, socialistas, seguidores del ARI y radicales frentistas ya palpitaban el triunfo de la fórmula Carrió-Giustiniani con una diferencia muy marcada en el centro y macrocentro. Tanto, que mucho antes de conocerse los primeros datos oficiales la primera candidata a diputada nacional, Susana García, ya se había comunicado con Lilita para ponerla al tanto del desempeño de la agrupación que conduce. La lentitud del conteo hacía dificultosa la proyección en torno al reparto de las diez bancas a diputados nacionales que estaban en juego para los santafesinos, aunque la CC aspiraba a ingresar cinco legisladores en la Cámara baja. Ratificando su prescindencia electoral, el gobernador electo Hermes Binner no estuvo en el búnker de la Coalición Cívica. Ausente con aviso estuvo el intendente Miguel Lifschitz, de gira por Lejano Oriente.

No hubo euforia en el hotel Ariston. Tampoco militantes. Apenas un puñado de dirigentes del socialismo y del ARI. Pese a que los datos a boca de urna ya eran alentadores, al menos para el departamento Rosario y vaticinaba una pelea voto en el total provincial, las fuerzas que a partir del 10 de diciembre gobernarán Santa Fe mostraban cautela.

Concejales, diputados, integrantes del gabinete municipal y designados funcionarios del gabinete de Hermes Binner -como Antonio Bonfatti, brazo derecho del gobernador electo- fueron los únicos que estuvieron en el primer piso del hotel, a la espera de los números oficiales. Con casi nula presencia de los medios nacionales, la cobertura pareció más la de un comicio provincial o municipal como ya los hubo este año.

Eduardo Di Pollina, actual diputado nacional y desde el 10 de diciembre presidente de la Cámara baja a nivel provincial, fue el vocero de la Coalición en Rosario. A las 21.15 dio los primeros datos que manejaban los fiscales propios: las mesas testigos diseminadas en las distintas seccionales de la ciudad en las cuales la fórmula Carrió-Giustiniani se imponía a Kirchner-Cobos por 42 a 31. Una tendencia que con el paso de los minutos se fue confirmando ya con los guarismos oficiales.

"En el resto de la provincia la elección es muy pareja estamos peleando voto a voto y eso obviamente será clave para determinar la cantidad de diputados que logra ingresar cada fuerza", agregó el legislador, ladero del candidato a la Vicepresidencia.

"Estamos muy contentos por esta gran elección que estamos haciendo en Rosario y en toda la provincia de Santa Fe. Recuerden que en el 2003 Carrió había ganado en esta ciudad sacando el 35 por ciento y ahora estamos nuevamente ganando con varios puntos más y en el total provincial también estamos sacando más votos que hace cuatro años", evaluó Susana García, reelecta ayer diputada nacional.

En diálogo con Rosario/12, García atribuyó la buena performance de la Coalición Cívica "a varios factores entre ellos que esta ciudad y esta provincia son muy receptivos al mensaje de Lilita. A eso hay que sumarle el apoyo del socialismo que es una fuerza que gobierna la ciudad hace casi 20 años y todas los partidos que forman parte de la Coalición. Además está claro que estamos en una provincia progresista, en una ciudad también muy solidaria que pretende un cambio".

Consultada sobre cómo hubiese influido un eventual apoyo de Binner a la Coalición Cívica en Santa Fe, García respondió: "Durante toda la campaña Carrió y yo misma fuimos muy respetuosas de la decisión de Binner de concentrar sus esfuerzos en lo que será gobernar la provincia a partir de diciembre. Vamos a mantener esa posición, aun con los resultados en la mano", planteó la ex presidenta comunal de Chañar Ladeado.

Binner no estuvo en el Ariston. "Al mediodía almorzó con la mayoría de los dirigentes del partido analizando la elección", aclaró un referente local del PS en torno a la actitud del gobernador electo. El intendente Lifschitz, de gira por China y Corea, tampoco estuvo en el bunker aunque durante el cierre de campaña había estado con Carrió y Giustiniani.

Entrada la noche los números oficiales a nivel provincial confirmaban la victoria del kirchnerismo por cerca de seis puntos, pese a la buena elección que hacía la Coalición Cívica en la ciudad de Santa Fe. "Estamos peleando el quinto diputado", repetían cada uno de los dirigentes consultados sobre la cantidad de legisladores que la CC lograba ingresar sobre los diez que estaban en juego.

Garantizado el ingreso de García, Miguel Barrios, Mónica Fein y Verónica Benas, al cierre de esta edición el radical Fabián Peralta peleaba por ingresar él también al Congreso. "La idea es poder armar un interbloque de la Coalición Cívica. De todas formas si uno mira cómo votamos aún en bloques separados el ARI y el socialismo en estos cuatro años va a notar más coincidencias que diferencias", planteó Susana García mientras esperaba la aparición pública de Carrió en Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

Bonfatti, Liberatti, Di Pollina, García y Comi encabezaron el anuncio de los resultados. Más allá de las conducciones artidarias, no hubo euforia ni militantes en el hotel Ariston.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.