CIUDAD › TOMABA SOL CON EL TORSO DESNUDO

A ponerse la remera

Un ciudadano rosarino -de nombre Pedro- denunció que el pasado sábado, mientras tomaba sol en el Pasaje Juramento, un gendarme lo obligó a ponerse la remera porque la directora del Monumento a la Bandera había dado órdenes para que todos los visitantes se cubrieran el torso "por una cuestión de respeto".

Después de la tormenta del pasado viernes, el cielo de la ciudad se limpió. Pedro, un vecino del centro, se quitó la remera en el Pasaje Juramento para broncear su cuerpo. Enorme fue su sorpresa cuando un gendarme se acercó hacia él y lo obligó a vestirse. ¿Está prohibido?, le preguntó Pedro. "No tengo acá la norma pero es una orden de la directora del Monumento, por una cuestión de respeto", le contestó el gendarme.

"Me parece correcto que saquen a quienes patinan o andan en bicicleta pero no que no te permitan permanecer en el Monumento por estar sin remera, es absurdo", precisó Pedro. Graciela Greppi, directora del Monumento, explicó que "desde los diez años de la existencia del Monumento se dispuso que nadie permanezca descubierto".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.