CIUDAD › AUMENTOS CONSIDERABLES DE TRIBUTOS MUNICIPALES

Para Lifschitz es "razonable"

El intendente solicitó autorización al Concejo para aumentar el Derecho de Registro e Inspección, tasa de Cementerios, licencias de conducir, acarreo y cocheras. Repudio de la oposición.

El envío al Concejo de un proyecto de adecuación en el ordenamiento tributario, que en este caso no alcanzará a la Tasa General de Inmuebles (TGI), pero sí a gravámenes tales como el Derecho de Registro e Inspección, la tasa de Cementerios, licencias de conducir, acarreo y cocheras; generó ayer un encendido rechazo de los sectores opositores, que cuestionaron en duros términos el mensaje del Ejecutivo. El concejal justicialista, Arturo Gandolla, describió al intendente Miguel Lifschitz como "un Papá Noel de mal gusto", por su "regalo de navidad"; mientras que el edil del ARI-Coalición Cívica, Carlos Comi, manifestó que el proyecto "es una sorpresa para todos, como mínimo desagradable", y que "no hay justificación para un aumento de esta naturaleza". Al jefe del Palacio de los Leones los aumentos, que en algunos casos llegan al 50 por ciento, les parecen "razonables". Lifschitz defendió el proyecto al señalar que "estamos en una economía inflacionaria, hablamos de tasas que en algunos casos hace muchos años que no se actualizan, nosotros estamos necesitando mantenerlas a valores razonables que tengan que ver con la calidad de los servicios que se prestan y que hoy necesitan una actualización lógica de valores".

En el mensaje enviado al Concejo Municipal, el Ejecutivo indica que "una programación anual de gastos y recursos responsable y transparente debe estructurarse sobre tasas retributivas que garanticen su naturaleza de tales. En tal contexto se impone adecuar los valores de aquellos tributos que se encuentran desfasados respecto de los costos de los servicios que financian".

Una vez que se hizo público el proyecto de adecuación, el intendente Miguel Lifschitz salió a defenderlo. "En la campaña, en todas las oportunidades que me preguntaron dije que en una economía inflacionaria es imposible que no haya incrementos", dijo el titular del Palacio de los Leones, quien justificó el aumento de 21 pesos para sacar la licencia de conducir, al señalar que "el que tiene automóvil es una persona con cierto nivel de ingresos, se hace una vez cada cuatro años y no es para todas las personas, tiene un impacto mínimo en la economía familiar. Lo hacemos porque en estos dos años han aumentado los gastos administrativos, salarios, materiales, es una actualización razonable".

Además del intendente, la subsecretaria de Economía, Eleonora Scagliotti, se encargó también de defender el proyecto. En relación a los aumentos, la funcionaria explicó que en el caso del Drei "estamos hablando de un 50 por ciento, pero hay que recordar que los valores mínimos no se tocan desde el año 94, y que el resto de los contribuyentes, y que la generalidad de los que tributan en función de la base de la alícuota, evidentemente han sufrido el impacto de la inflación y del crecimiento de la actividad, que sufren naturalmente porque el tributo lo contempla. Los que venían tributando por mínimo no habían acompañado este ajuste y por eso lo estamos modificando". De todas maneras, Scagliotti aclaró que "por ahora no tenemos previsto ningún incremento en la Tasa General de Inmuebles, y continuamos estudiando los costos de prestación de todos los servicios que están por detrás de la TGI".

De inmediato se escucharon varias voces para rechazar la iniciativa del Ejecutivo. Uno de los más enérgicos fue el presidente de uno de los bloques justicialistas. Arturo Gandolla dijo que "es la tónica de este gobierno municipal, que ha pegado impuestazos todo el tiempo que ha podido, con un afán recaudatorio que realmente llama la atención. Así y todo, seguimos con una Municipalidad con un fuerte déficit. Han enviado el presupuesto con casi 20 millones de déficit y sigue el endeudamiento con los organismos internacionales. La verdad que vamos por un rumbo que empieza a preocupar".

Por su parte el concejal de Coalición Cívica expresó su sorpresa ante el mensaje que el intendente municipal ingresó al Concejo. Comi calificó a la iniciativa como "infundada y no razonable en momentos donde las cuentas municipales también crecen en virtud de la suba de la actividad económica". El edil pidió al Ejecutivo que recuerde que "hace diez días el mismo intendente asumió un compromiso de no hacer abuso de la mayoría en el Concejo Municipal, privilegiar siempre la búsqueda de los consensos, y después envió al cuerpo el aumento del boleto y ahora un reajuste de tasas municipales".

Ante la consulta de Rosario/12, el titular de la Asociación Empresaria, Elías Soso, sostuvo que tratará de pedirle una reunión al intendente Lifschitz ya que "nos parece oportuno que a este tema lo conversemos en el más alto nivel, porque la adecuación, en el caso del Drei, la realiza la realidad de los precios. Como es una tasa que se aplica sobre servicio, pero que tiene su base imponible como si fuese un impuesto, es discutible".

El empresario aclaró que "sin entrar a discutir si es una tasa o un impuesto, tiene a su favor el hecho de que su base imponible se va actualizando al ritmo de los precios, porque la alícuota se aplica sobre el monto bruto de venta, con lo cual está actualizada permanentemente". Según Soso "habría que incorporar a vastos sectores que no pagan nada, entre ellos los vendedores truchos".

Compartir: 

Twitter
 

El acarreo de vehículos de lugares prohibidos para estacionar costará ahora $ 76,19. Gandolla describió al intendente como "un Papá Noel de mal gusto", por su "regalo de navidad".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.