CIUDAD

Hallaron restos humanos cerca de centro de detención clandestino

Fue en un predio cercano a "El Castillo", un lugar en Funes que funcionó como centro clandestino en la dictadura. Para los especialistas es prematuro relacionar los restos con desaparecidos.

 Por José Maggi

Restos humanos fueron hallados en las últimas horas en un predio cercano a un ex centro clandestino de detención conocido como El Castillo, en Funes. Se trata de dos cráneos, un maxilar inferior y restos de una tercera calota craneana, que salieron a la luz el último martes cuando un productor agropecuario decidió secar una laguna que "estuvo desde siempre" -según la policía- tras lo cual pasó una rastra para romper la superficie de la tierra. Ayer, el antropólogo Juan Nóbile -quien trabaja en las excavaciones del cementerio de San Lorenzo- se hizo presente en el lugar y retiró los restos óseos que fueron derivados por la jueza de instrucción Mónica Lamperti al Instituto Médico Legal. Fuentes de la investigación remarcaron que es "muy prematuro" relacionar los hallazgos con personas desaparecidas.

Todo comenzó con la denuncia realizada por el propietario del campo, quién aseguró que en la parte donde aparecieron los huesos había anteriormente una laguna. Y explicó que con el fin de cultivar esa parte del terreno, se llevó a cabo un drenaje del agua hace aproximadamente dos meses. El productor agropecuario explicó que en el campo es de su propiedad desde hace 15 años, y aclaró que originalmente no formaba parte de la misma propiedad que El Castillo. Lo cierto es que al pasar el martes el arado con el fin de sembrar el campo el hombre, se encontró con los dos cráneos, al nivel del piso, por tanto se supone que no fueron enterrados, sino probablemente arrojados al agua.

El mismo martes las excavaciones fueron solicitadas por la Jueza de Instrucción Penal Nº 12, Mónica Lamperti, quién en un primer momento había convocado a la Brigada de Homicidios y la sección de Planimetría de la Unidad Regional II, pero decidieron suspender todo hasta ayer por la mañana, dejando el lugar bajo custodia policial.

Según confirmó el comisario inspector Jorge Wollschlejel, a cargo de la Regional V, los cráneos encontrados pertenecen a humanos, por lo cual se decidió realizar ayer las excavaciones en el lugar. Sin embargo por el momento no se puede precisar una fecha de la muerte de estas personas, aunque el comisario Wollschlejel aseguró que llevan en ese lugar un "tiempo considerable".

La tarea de excavaciones estuvieron a cargo los antropólogos, Juan Nóbile y Pedro Mondoni apoyados por personal del Comisaría 23º de Funes, bomberos y un gabinete criminalística. Los expertos tomaron muestras de tierra con el fin de analizar si contiene componentes orgánicos pertenecientes a personas o animales.

En esa búsqueda fue hallado un trozo de un tercer cráneo que fue desenterrado por los antropólogos enviados por la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia. Ocurrió después que se descubrieran los dos cráneos en terrenos donde hubo, una laguna, a los que se sumó un maxilar inferior con la dentadura completa. El maxilar fue hallado en el área perimetral donde aparecieron los primeros restos, mientras que el tercer cráneo fue desenterrado a cinco metros al norte de ese lugar.

Finalmente los restos a fueron trasladados al Instituto Médico Legal de Rosario para determinar las fechas de las muertes.

En tanto y según confirmó a media tarde de ayer el titular de la comisaría 23º de Funes, Claudio Vargas, hasta el momento "es imposible realizar un análisis de los hallazgos". Los trabajos comenzaron al mediodía y se extendieron hasta las últimas horas de luz en el predio ubicado a unos 500 metros del lugar done funcionara el centro clandestino de detención.

En este sentido el comisario Vargas reconoció que los vecinos de Funes relacionan este descubrimiento con la dictadura. De todas formas el uniformado no arriesgó hipótesis alguna y apeló a esperar los estudios de laboratorio para saber cuanto tiempo estuvieron esos cráneos en el enorme espejo de agua de unos 80 metros de diámetro.

En diciembre de 2003, el entonces canciller Rafael Bielsa recorrió el lugar y reconoció El Castillo como el sitio donde estuvo detenido en la dictadura.

Compartir: 

Twitter
 

Aquí funcionó durante la dictadura el centro de detención conocido como "El Castillo". En una laguna que fue secada, el dueño del campo halló los restos óseos al remover la tierra.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.