CIUDAD › EL AREA DE LA MUJER DE LA MUNICIPALIDAD CUMPLE MAñANA SUS PRIMEROS 20 AñOS.

Mujeres que multiplican las peleas

Con un impacto mayor al peso específico en el organigrama, el año pasado recibieron más de 3.700 llamadas en el teléfono verde. Desde 2005 pasaron 3000 mujeres por la capacitación en oficios. Números de una labor que transforma a sus ejecutoras.

 Por Sonia Tessa

El Area Mujer de la Municipalidad de Rosario cumple 20 años mañana y el número sirve para celebrar. Esfuerzos, avances y una convicción: lo mejor está por venir. Desde 1987, cuando se creó el Area por ordenanza municipal, gracias al empuje de las organizaciones de mujeres, y bajo la dirección de una pionera como Elide Lanza, han recorrido un largo camino. Por sus acciones, cuyo impacto es mucho mayor al peso específico dentro del organigrama, la ciudad recibió un premio de Naciones Unidas. Y puede mostrar, con orgullo, el primer plan de igualdad entre varones y mujeres encarado por una Municipalidad argentina; una acción continuada contra la violencia de género que implica, por ejemplo, el índice de femicidio más bajo del país. Estas mujeres, que se hacen sentir, trabajan para que ningún rincón municipal queda afuera de la intervención en pos de los derechos de las mujeres.

Actualmente bajo la dirección de Silvina Santana, las mujeres del Area participan en espacios diversos: presupuesto participativo, capacitación en oficios para más de 3000 mujeres desde 1995, el Plan de Equidad Educativa para adolescentes que entregó becas y brindó talleres a 1.200 chicas, redes de mujeres contra la violencia. Y aunque resulte tedioso enumerar cada uno de sus programas, no está demás decir que cuentan con un hogar de tránsito para mujeres víctimas de violencia de género, el Alicia Moreau de Justo, por donde pasaron 653 mujeres y 1.410 niños y niñas desde 1995. También con Casa Amiga, estructurada en 2003 con departamentos para las mujeres que están en una transición desde la situación de violencia hacia una nueva vida. El teléfono Verde (0800 444 0420 Y 4802446), creado en 1990, es un servicio de referencia indiscutida. El año pasado recibió más de 3700 llamadas.

En la oficina donde funciona el Area, la actividad desborda el espacio físico. Bulle. Un grupo baja datos en una computadora, otras organizan una actividad. En los paneles de corcho de la pared hay tanto invitaciones para futuras actividades como recortes de diarios. Sobre la mesa, una pila de libros sobre empleabilidad de las mujeres. Para hacer la nota, se sientan en círculo. Sienten deseos de hablar de lo que hacen. Transmiten su compromiso. La directora las respeta, espera su turno para hablar, no baja línea. Más que una entrevista, parece una reunión de trabajo.

Cada una tiene algo para contar, para enorgullecerse de su tarea. "Rosario tiene el índice de femicidio más bajo del país. Y estoy segura que se debe a todas las acciones que del Programa", dice Rosa Larobina, operadora del Teléfono Verde. Enseguida, Santana se apura a recordar que existen en todos los distritos de la ciudad redes contra la violencia, una experiencia parida por las propias mujeres de los barrios. En cada distrito funciona un equipo interdisciplinario adonde son derivadas las consultantes del teléfono verde, tras una primera entrevista. El hogar Alicia Moreau de Justo, a cargo de Mercedes Simoncini, es el refugio para las que tienen urgencia. "A partir del trabajo del programa se incrementaron las denuncias", apunta Santana. Y Marcela Ferraro, una de las psicólogas del Area, acota: "Uno de los grandes logros de nuestro trabajo es haber desnaturalizado la violencia contra las mujeres".

Como los tiempos de incorporación al equipo fueron diversos, algunas funcionan como "la memoria" del grupo. "Cuando se creó el Teléfono Verde teníamos otro tipo de registro. Las mujeres llamaban con más miedo. No comentaban todo", rememoró Telma Vega, que también trabaja en el hogar de tránsito. Para ella, un hito importante fue la ley provincial de violencia familiar, sancionada en 2001. En todos los casos, recuerdan a las organizaciones no gubernamentales de mujeres que empujaron las conquistas.

De hecho, como mujeres decididas a valorar el aporte de las antecesoras, realizaron una prolija recopilación de cada etapa del Area, con sus ejes más importantes. Desde Elide Lanza, pasando por Delia Rossi. Rosa Acosta estuvo a cargo en 1995, año bisagra para la lucha feminista. Entonces, con los ecos de la Conferencia Mundial de Beijing, apareció la perspectiva de género y la sistematización del Programa de Violencia, en 1996.

A juicio de esta cronista, la gestión de Lucrecia Aranda ﷓actual diputada provincial﷓ fue esencial para la visibilidad del Area. Su impronta batalladora fue difícil de igualar. De su paso por la gestión ejecutiva, las integrantes del equipo de trabajo resaltaron el Plan de Igualdad de Oportunidades entre Varones y Mujeres y la cooperación internacional. El PIO significó una planificación gubernamental estratégica contra la discriminación. En la actualidad está en marcha el segundo plan ﷓que terminará en 2009, y fue elaborado por la sucesora de Aranda, la actual concejala Mariana Alonso. Pero ningún empleado o funcionario municipal es igual que antes de los PIO. "Con el Plan de Igualdad se dio la proyección política más fuerte", indicó Lucrecia Donoso, actualmente a cargo del Equipo de Adolescencia. "La idea era transversalizar la perspectiva de género en con toda la política de la Municipalidad", sumó Lidia Ramírez. "Notamos que en muchas áreas tienen mucho cuidado de utilizar un lenguaje sexista cuando estamos delante. Y eso forma parte del reconocimiento a nuestra labor", indicó Santana. De hecho, las acciones contra la discriminación impregnan toda la política municipal, y especialmente Promoción Social y Salud. También fue durante la gestión de Aranda que el Area se hizo visible a nivel internacional.

Sobre el modo capilar de intervención, Donoso tiene una teoría. "Hemos tratado de tocar todas las Secretarías. Y esto tiene que ver con nuestro modo de intervención como mujeres. Hemos ido tejiendo redes por todas partes. Nuestra presencia los interpela y si bien no logramos los objetivos en todos lados, hoy nos llaman para consultarnos", contó. Y agregó, jocosa, que muchos se cuidan de ser machistas porque saben que allí está, como un téster, el Area de la Mujer.

Compartir: 

Twitter
 

La oficina bulle de actividades. Cada una tiene algo para enorgullecerse de su tarea.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.