SANTA FE › AVANZA EN LA LEGISLATURA UNA LEY DE PROTECCIóN A LA INFANCIA

Quién garantiza los derechos

La Comisión de Promoción Comunitaria de la Cámara de Diputados le dio despacho favorable a un proyecto consensuado entre el oficialismo y la oposición. Desde las ONG señalan que es un buen instrumento para exigir el acceso a los derechos.

 Por Paula Kearney

En la provincia de Santa Fe hay chicos con hambre, que viven o pasan gran parte del día en la calle, que trabajan, que consumen sustancias adictivas, que no van a la escuela, que no van a un médico, y así podría seguir una larga lista de vulneraciones de los derechos de las niñas y niños que debieran estar protegidos por la Convención sobre los Derechos del Niño y la Ley Nacional 26.061. Lo real es que hay que determinar quiénes deben encargarse de ellos y cómo.

Para esto, la Comisión de Promoción Comunitaria de la Cámara de Diputados de Santa Fe dio dictamen favorable a un Proyecto de Ley de Promoción y Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, consensuado entre bloques del oficialismo y la oposición, que según estimó la diputada socialista Lucrecia Aranda -una de las autoras del proyecto- "estaría saliendo de diputados el mes próximo y sería aprobado en el Senado antes de fin de año".

"La necesidad de una Ley Provincial de Protección de la infancia tiene dos grandes vías", apuntó la directora de la Asociación Chicos, Marcela Lapenna, y especificó: "una es para poder poner el tema en la agenda pública, porque los derechos que consagró la Convención Internacional por los Derechos del Niño hace 20 años, a pesar de haber sido impresos hasta en las bolsitas del supermercado, no están vigentes para muchos de los chicos de nuestra ciudad, nuestra provincia y nuestro país. Y lo segundo es que está Ley vendría a delimitar responsabilidades y actores, quiénes son los que tendrían que hacerse cargo y de qué. Además una ley define presupuestos, entonces una vez que la Ley esté vigente se supone que tendremos un marco mayor de exigibilidad de los derechos y mayor claridad de quién está o no haciendo lo que debería estar haciendo".

Por otra parte, Lapenna señaló que "una de las cosas por las que se está peleando en el resto de la provincia es por crear un área que tenga que ver con el cuidado y la protección de la infancia en todas las comunas y municipios, porque hay muchas ciudades adonde no hay un área destinada a la atención de los niños. En la ciudad de Rosario la política pública del Area de la Niñez es un ejemplo para muchas ciudades, aunque lo real es que no alcanza".

En este sentido, explicó que "lo que viene a hacer una ley es marcar un sueño: cómo desearíamos que sea la protección de la infancia en la provincia", y remarcó que "no es una ley para los chicos más pobres ni para los que quedaron afuera del sistema, es una ley para todas y todos los chicos", porque "obviamente hay chicos que tienen vulnerados los derechos más básicos para desarrollarse, pero también hay chicos que están todo el día al cuidado de diferentes personas porque sus papás están trabajando -y en este caso estamos hablando de chicos de clase media y alta- que se la pasan consumiendo jueguitos y cursos de un modo casi tan peligroso como el consumo que los chicos más pobres hacen de algunas sustancias, y el espacio de contacto de cuidado de sus padres se va perdiendo cada vez más. Hay que volver a la noción de los adultos como responsables de la transmisión de valores y recuperar este espacio tan mínimo del contacto con el otro y el cuidado".

De cualquier manera, una vez más son los sectores más pobres los más perjudicados: "No estamos hablando de la degradación de uno o dos derechos sino de una privación constante y una superposición de vulneración de derechos que requeriría una satisfacción con una simultaneidad de satisfacciones que tienen que ver con políticas universales y no políticas focalizadas", apuntó Lapenna, quien sugirió que "lo que hace falta es poder pensar que las políticas van a modificar las situaciones de estos chicos si tienen que ver con que sus familias, sus barrios y sus ciudades estén mejor. No alcanza con pensar que la situación se va a resolver con esta ley, que de todos modos es un instrumento interesante".

En este sentido, denunció que "hay muchos sectores que no se conmueven en lo más mínimo con esto. Desde el año pasado hasta ahora murieron seis chicos por la inhalación de poxyran y no ha habido ninguna movilización al respecto. El sufrimiento de los chicos cada vez conmueve menos, y estando instalados en esa certeza, lo que falta por hacer es muchísimo. La gente ya renunció a ocuparse de que un chico no esté en la esquina, de que no tenga hambre. Entonces que un chico llegue a la certeza de que el mundo adulto renunció es complejo, porque en el momento en que renuncia a cuidar a todos, acepta en esa misma instancia el sacrificio de algunos. Se acepta sacrificar a un grupo de chicos a no tener infancia, al punto tal que no tienen derechos".

Por último, recordó que "el cuidado de todas y todos los chicos es responsabilidad de todas y todos nosotros", y explicó: "esta frase tan tonta es lo que ha desaparecido y es lo que puede traer la Ley, porque no es una ley para los chicos más pobres ni para los que quedaron afuera del sistema, es una ley para todas y todos los chicos, que una de las cosas interesantes que hace es situar que la responsabilidad, porque si bien el Estado es el garante último de todos los derechos, hay una multiplicidad de responsabilidades adonde entramos todos. Es un paso importante no descansar en que hay otro que se ocupa".

Compartir: 

Twitter
 

Pese a su difusión, la Convención Internacional de Derechos del Niño es letra muerta.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.