CIUDAD › LOS MORADORES DE LOS DEPARTAMENTOS FUERON EVACUADOS

Se derrumbó una casa pero no hubo víctimas

 Por Claudio Socolsky

"Se los advertí; esta medianera se viene abajo y yo estoy viviendo adentro. No me hicieron caso y ahí está el resultado", repetía ayer con la voz quebrada, Juan Deldebio, el hombre de 67 años cuya vivienda de calle Güemes 2144 se derrumbó por completo, a causa del agua que se acumuló en los cimientos de un edificio en construcción lindero a su propiedad. El agua socavó además las medianeras de los otros cinco departamentos de pasillo, provocando importantes daños materiales. Milagrosamente, ninguna persona resultó herida, pero los moradores de los departamentos fueron evacuados ante el peligro de nuevos derrumbes.

Sixto Irrazábal, secretario adjunto de la Uocra, indicó a este diario que la obra había sido "clausurada parcialmente por los inspectores del ministerio de Trabajo de la provincia".

Los 12 trabajadores de la obra; a cargo de la empresa A&T + Arquitectos, propiedad de Elías Auzundbud y Leticia Teitelam, no estaban en el lugar, ya que las tareas fueron paralizadas a raíz de la tormenta del pasado lunes, lo que provocó la inundación del subsuelo.

"Todavía me tiemblan las piernas", reconocía Adriana Alvarez, vecina del último departamento del pasillo, cuya puerta de ingreso está separada de la casa que se derrumbó por un local, y que al momento del derrumbe estaba caminando frente a su casa. La mujer relató que temían lo que finalmente sucedió, porque "el terreno tenía dos metros de agua, estaba todo inundado. Estábamos preocupados porque la medianera tiene 100 años de antigüedad. Varias veces llamamos a la empresa constructora para preguntarles qué tipo de precauciones habían tomado, pero nunca vinieron".

"Ayer por la noche (por el martes) les pedimos que desagotaran el agua o bien que lo apuntalaran -continuó Alvarez﷓. Luego me llama el dueño del departamento uno avisándome que su medianera había bajado dos centímetros. Entramos y constatamos que los azulejos del baño, al nivel del piso, habían estallado, y había grietas en la pared a la altura del techo. Esto confirmaba que la medianera se había movido, pero no pensábamos que iba a pasar esto".

Alvarez señaló que escuchó un golpe seco y después el polvo lo cubrió todo. "Por suerte, el matrimonio del departamento uno estaba trabajando y no estaba en la casa. En el departamento dos se encontraba una chica cuidando a una nenita; escucharon que vibraba la escalera y salieron. Esa pared no se derrumbó pero está en el aire", precisó.

Por su parte, Claudio Ferrari, que vive en el departamento tres junto a su esposa y dos hijos, dijo que hablaron varias veces con el arquitecto encargado de la obra por las grietas que tenían en las paredes. "Hace dos meses que reclamamos. Una vez vino a constatarlas el arquitecto Auzundbud personalmente. Le dijimos que la cosa estaba empeorando, pero nos contestaba que las grietas eran propias de la vibración de la construcción", explicó el vecino, sumamente preocupado por el destino de su familia.

Irrazábal, secretario adjunto de la Uocra, manifestó que la obra de Güemes al 2100 había sido "clausurada parcialmente" por el ministerio de Trabajo. Al ser consultado por este tema, el abogado de la empresa, Germán Winter, dijo en principio que la obra "estaba perfectamente en orden, en cuanto a sus habilitaciones y al cumplimiento de todas las reglamentaciones". Más tarde, y tras una serie de llamados, Winter confirmaba que la obra efectivamente había sido suspendida parcialmente por irregularidades en el cartel de obra.

En relación a la obra, Irrazábal señaló que "en las construcciones siempre hay un riesgo latente, más cuando hay excavaciones de subsuelo; no estaba apuntalada. La parte de atrás está edificada y segura, pero la de adelante no", indicaba.

Compartir: 

Twitter
 

El agua se acumuló en cimientos de edificio en construcción.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.