CIUDAD › ENTREVISTA A LAS CANDIDATAS A CONCEJAL DEL POLO OBRERO Y EL PRO

Minorías que buscan banca

Pese a las profundas diferencias políticas entre ambos partidos, el machismo local y la izquierda coincidieron en criticar al gobierno nacional, provincial y municipal. También remarcaron la falta de representación de los partidos menores.

 Por Claudio Socolsky

Una es la candidata a concejal del PRO. La otra del Polo Obrero. Pese a ello, durante la charla que mantuvieron con Rosario/12, Laura Weskamp y María Elena Molina hubo coincidencias: al menos en las críticas al gobierno nacional, provincial y municipal, y en la falta de representación de los partidos minoritarios en el Palacio Vasallo. "Al escuchar a María Elena pensaba en lo bueno que sería trabajar juntas en el Concejo", sostuvo Weskamp luego de escuchar las propuestas de la candidata del PO, quien agregó: "Trabajando en beneficio de la gente se pueden lograr consensos, representando intereses diferentes". La conversación se recalentó cuando Molina insistió en defender a los trabajadores y las críticas a los empresarios. "Ella habla desde el Partido Obrero. Y no estoy representando los intereses de los empresarios, pero para que haya trabajo deben existir empresarios que den trabajo", argumentó quien fuera presidenta del Hogar del Huérfano. Según Molina, observando lo que ocurrió en la fábrica de aros de pistón de la zona oeste de la ciudad, como en Paraná Metal, los empresarios abandonaron las empresas, porque consideraron que "no les daba ganancia. Cuando tuvieron una super ganancia no decidieron compartirla con los obreros. Los empresarios hicieron su negocio y el gobierno, que tiene que defender a los trabajadores, no protegió las fuentes de trabajo".

María Elena Molina encabeza la lista de concejales del Partido Obrero (PO). 54 años, separada y con dos hijas, trabaja en la docencia desde los 22 años. Actualmente es secretaria gremial de Amsafé Rosario. Se recibió en la UNR como Licenciada y Profesora en Letras. "Soy hija de un militante peronista, y desde muy tierna edad, en plena resistencia, tengo el recuerdo de los debates en mi casa". Con la llegada de la democracia, empezó a militar en el PO y a trabajar cerca de los organismos de derechos humanos. Seguramente influenciada por su padre obrero cervecero, la actividad política estuvo muy ligada a lo sindical. En el año 2004 llegó a la conducción del gremio integrando una lista, que según Molina "mucha gente considera muy heterogénea, pero a pesar que tenemos distintas posiciones, tenemos un método que reivindicamos, que es la asamblea, el debate, la deliberación". Desde ese momento, con la provincia gobernada por el justicialismo, sumaron varias movilizaciones para hacer escuchar los reclamos docentes. En el 2007 ratificaron el mandato, y la administración provincial pasó a manos del socialismo. Pero la dirigente gremial dijo que todas las expectativas que tenían depositadas en este gobierno, mutaron en profundo desencanto porque "hasta ahora no hizo nada de lo que prometió".

La primera candidata del PO dijo que la consigna central de la campaña "no a los despidos, no a las suspensiones, por el reparto de las horas del trabajo sin afectar el salario. Les estamos dando prioridad a estas consignas porque vemos que Rosario es una ciudad que se está desindustrializando y se está convirtiendo en otra donde prevalece la especulación inmobiliaria".

"Esto se ve reflejado constantemente en los diarios, con los operarios de Mahle, los de Cotar, los despidos en los supermercados -agregó Molina . Esta ciudad está perdiendo el trabajo. Cuando esto sucede, también se pierde la vivienda, y los chicos al estar deambulando de una zona a otra, dejan de ir a la escuela. La ciudad se está tornando expulsiva de los trabajadores y está empezando a hacer un centro de especulación inmobiliaria. La instalación del casino demuestra que no hay políticas para los trabajadores desocupados, sino para la especulación inmobiliaria".

Para Molina, estos problemas se resuelven con "políticas independientes de las del gobierno K, del binnerismo y las burocracias sindicales. Hay que crear barrios, planes de viviendas, urbanización, para acompañar esta problemática que además impactan directamente en los reclamos de seguridad de los vecinos". Por eso Molina considera que "debe haber una voz en el Concejo para organizar estos procesos de participación de los trabajadores".

Laura Bertoto de Weskamp es la primera candidata a concejal por el partido Propuesta Republicana (Pro). 57 años, viuda y madre de tres hijos, que la hicieron tres veces abuela. Los hijos varones viven en el exterior. "Uno en Estados Unidos, está casado con una chica japonesa y trabaja en informática. El otro vive en Chile, haciendo una Maestría de Relaciones Exteriores, especializado en el oriente asiático. Además de un yerno excelente, que siempre pide que lo nombre", dice la candidata del Pro, que desde el año 94 empezó a trabajar en el Hogar del Huérfano, hasta llegar a ser la presidenta de la institución. Considera que esa experiencia le cambió la vida, y en esa perspectiva sintió la necesidad de ingresar a la política. "Me gusta decir que para poder hacer más hace falta tener un espacio de poder, y por eso acepté la candidatura que me ofreció el Pro, un partido nuevo". Weskamp dice que "le duele mucho ver la sociedad dividida en dos, entre los que tiene oportunidad de estudiar, y los que van quedando afuera del sistema después no tienen la posibilidad de integrarse a la sociedad y de tener un trabajo digno. Según la candidata del macrismo, "este fenómeno se puede revertir. Este país, con la riqueza y el potencial que tiene, las villas de emergencias no tienen que existir, eso es lo que me moviliza".

La candidata del Pro dice que el tema de las escuelas "es vergonzoso, las escuelas están destruidas. El gobierno ha hecho una sistemática destrucción de la educación para tener a la población sumergida y cautiva a través de los planes asistencialistas. En nuestra recorridas por los barrios el gran reclamo es el del trabajo, no quieren planes sociales. Hay que fomentar la creación de industrias para que haya más trabajo y de esa manera la ciudad crecerá con dignidad. Acá el socialismo nos prometió la Barcelona rosarina y eso ha resultado una mentira flagrante. En lugar de eso, están aumentando los cordones de pobreza, no hay planes de urbanización y proliferan las villas".

Weskamp dijo que ocupando una banca en el Concejo se compromete a trabajar para resolver "desde adentro el tema de las calles, la iluminación, las zanjas. Este tema del Dengue es un cuento que nos están haciendo; al mosquito ni una gota de agua, y el agua está en la puerta de las casas con zanjas a cielo abierto".

La candidata del partido que lidera Mauricio Macri, dijo que en sus recorridas por los barrios de la ciudad, entre las principales preocupaciones de los vecinos aparece el tema de la inseguridad. Weskamp afirmó que "las que más salen son las mujeres, que además reclaman por trabajo, especialmente para los jóvenes que nadie los toma".

Compartir: 

Twitter
 

Laura Weskamp, del Hogar del Huérfano al PRO rosarino. María Elena Molina, secretaria gremial de Amsafé Rosario.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.