CIUDAD › CUATRO BARRAS DE ÑULS DETENIDOS POR LA POLICíA

Armados en una estación de servicio

Cuatro presuntos barrabravas de Ñuls fueron detenidos en Rosario acusados del asesinato de un chico de 14 años ocurrido el jueves durante una emboscada contra un ómnibus que transportaba hinchas del mismo equipo, pero de grupos antagónicos, informaron ayer fuentes policiales.

Los sospechosos fueron apresados en la noche del sábado, luego de que un llamado al servicio de emergencias policial alertara sobre la presencia de cuatro hombres reunidos y armados en una estación de servicio ubicada en avenida Presidente Perón y Provincias Unidas.

Al llegar, personal de la Patrulla Urbana identificó a los individuos como Ernesto A., (3), quien conducía una camioneta Fiat Iveco; y a sus acompañantes, José O. (21), Walter S. (21) y Mauricio C. (27).

Al comenzar a inspeccionarse el vehículo en el que habían llegado a la estación de servicio, se encontró una pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros con un cargador con 16 balas y un cargador extra con 17 proyectiles.

Inmediatamente, la jueza de instrucción en lo penal 1, Roxana Beatriz Bernardelli, dispuso la orden de arresto y los cuatro hombres quedaron detenidos en la seccional 32.

Además, la magistrada ordenó que se efectúen peritajes al arma y al vehículo y en las próximas horas tenía previsto indagar a los detenidos.

Por otro lado, ante las declaraciones del diputado peronista Alberto Monti y su anticipo de pedido de interpelación a funcionarios del gobierno provincial, por el asesinato de Walter Cáceres, un grupo de legisladores socialistas señalaron que "hay que tener la responsabilidad de plantear soluciones y no la actitud del oportunismo político de salir a repartir culpas ante una problemática común que trasciende las fronteras de una provincia y que no reconoce signos políticos de conducción".

Los diputados Joaquín Blanco, Inés Bertero y Raúl Lamberto remarcaron: "Creemos que hay que actuar con gran responsabilidad, aportar y dejar actuar a la Justicia y a la Policía, que están investigando en consecuencia para esclarecer lo sucedido en la madrugada del pasado jueves".

"La problemática de la violencia en el fútbol, en particular la del enfrentamiento entre hinchadas o entre grupos o facciones de una misma hinchada, no es sólo un problema de seguridad ni puede tener una respuesta únicamente desde lo político. Está íntimamente ligada a situaciones sociales, económicas y culturales".

"Cuando hablamos sobre Ñuls, podemos estar con la conciencia sumamente tranquila de que si algún gobierno favoreció y aportó a la normalización institucional del club, ese fue el actual gobierno provincial, cuando en la etapa anterior, pese a los acontecimientos y reclamos, siempre se miró para otro lado", recordaron los diputados provinciales.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.