CIUDAD › ROMáNTICA DEL BULEVAR, LA PROPUESTA DE UN MUSEO URBANO DE LA MEMORIA ARQUITECTóNICA

La senda desde el presente al pasado

La iniciativa de la Dirección de Diseño e Imagen Urbana, a cargo de Dante Taparelli, llenará de intervenciones urbanas el cantero central de Oroño con fotos antiguas de la zona. Para eso, convoca a los rosarinos a aportar imágenes.

Dentro de unos meses, caminar por bulevar Oroño será una experiencia más fascinante de lo que ya es. Otra vez, Dante Taparelli alumbró una idea que cambiará la fisonomía -y también el alma- de la ciudad. Esta vez se llama Romántica del bulevar, y está concebido como un museo de la memoria arquitectónica. Para eso, convocan a todas las personas que conserven fotos de las antiguas edificaciones del emblemático bulevar, sigan o no en pie. "Le tengo mucha confianza a los guardones que son los rosarinos, a esa tradición genovesa de guardar, porque gran parte de las fotos que tenemos en los museos, son testimonios que la gente guardó a través de las generaciones", apuntó Taparelli sobre la nueva iniciativa que impulsa desde la Dirección de Diseño e Imagen Urbana. Será un museo urbano, que unirá al Macro y al Castagnino, con fotos plantadas sobre el cantero central, que permitirán ver lo que existe y también lo que hubo. Es decir, se trata de mostrar los fantasmas de una ciudad que se soñó pujante y europea. La propuesta es inaugurarlo en septiembre, cuando ya esté instalada la primavera, y que sea una exposición permanente.

La intención es reparar la memoria colectiva y el patrimonio histórico a partir de la participación ciudadana, la Secretaría de Cultura municipal lanzó Romántica del Boulevard. "Rescatar la grandeza, solidez, esfuerzo y espíritu de aquellas construcciones de principios de siglo pasado, creando un paseo-galería con una muestra permanente de fotografías de las casonas y edificios demolidos", explicaron desde la Municipalidad.

"El bulevar Oroño se inauguró en 1862 como parte del programa urbanístico de la incipiente municipalidad de Rosario. Tradicionales familias construyeron allí mansiones y palacetes de diversos estilos que le imprimieron belleza y un carácter típicamente europeo. Con el tiempo, gran parte de este tesoro arquitectónico fue derribado, borrando así un pasado de gran significación histórica y un espacio urbano de un contenido estético único", afirmaron los impulsores del proyecto, que invitaron a "todas las personas que aún conserven documentos gráficos de los edificios derribados, a participar de la reconstrucción romántica del paseo del bulevar, acercando sus fotografías. Las mismas serán re localizadas en el cantero central, instalando un diálogo entre el pasado y presente".

Por su parte, el secretario de Cultura municipal, Horacio Ríos, puntualizó que el proyecto busca "generar una cantidad de intervenciones urbanas a ras del piso, de museo a museo, donde se ponga en valor el patrimonio arquitectónico a partir de fotos de todos los tiempos, pero la mayoría de ellas antiguas para recuperar la fisonomía del bulevar en el siglo pasado".

Entusiasmado con su nuevo emprendimiento, Taparelli planteó el valor de recuperar la memoria arquitectónica, también en términos de reflexionar sobre la calidad de vida. "Bulevar Oroño fue planteado como el cinturón cultural del río, era un borde para visitar, no sólo para los que vivían ahí, sino que la gente veía el progreso de la ciudad. Esos eran los íconos de ese progreso. Pasó la tormenta, con todas las demoliciones, pero nos queda la memoria, en un momento en el que estamos por inaugurar el Museo de la Memoria, mi generación se dio cuenta del valor de esa palabra", expresó Taparelli. Sobre el patrimonio del museo, si bien la Dirección cuenta con una cantidad de fotografías, el funcionario aspira a cuadruplicar ese acervo. "Confío plenamente en que van a aparecer. Me contó una señora que están tumbando palacios desde la década del 30, de alguna manera, la aparición de estos fantasmas, en los canteros centrales del bulevar, impresos en un laminado de vidrio, de 60 por 40, permitirán hacer un recorrido entre el Macro y el Castagnino, mostrando no sólo lo que hay sino lo que hubo", apuntó Taparelli.

Las fotografías en soporte papel o digital serán recibidas en la Secretaría de Cultura y Educación de lunes a viernes de 9 a 13 h, durante el mes de julio y agosto. También pueden enviarse por correo electrónico a [email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Así se verán las imágenes de la antigua ciudad sobre el cantero central del bulevar.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.