CIUDAD › EL AUMENTO SALARIAL A LOS CHOFERES DE LA UTA

La tarifa quedó comprometida

 Por Guillermo Zysman

El intendente Miguel Lifschitz admitió ayer que el aumento salarial a entregar a los choferes de la UTA "compromete" la estabilidad de la tarifa actual del transporte urbano de pasajeros. "No queremos adelantarnos, vamos a esperar que se cierren los acuerdos y haremos las gestiones para que lleguen más subsidios nacionales. Pero objetivamente es una mayor erogación que no puede sostenerse con los recursos actuales", planteó el jefe comunal. Lifschitz reconoció que políticamente "no será sencilla" la discusión en el Concejo en un año electoral pero aclaró que de concretarse el incremento del 23 por ciento a los colectiveros ello impactará en unos "seis millones de pesos" mensuales al sistema. El intendente recordó que "ciudades como Córdoba y Santa Fe ya aumentaron la tarifa este año, nosotros en Rosario la venimos sosteniendo con aportes propios", pero a raíz de la inflación y del acuerdo paritario el desfase entre el boleto actual y el costo real se elevará a 70 centavos. "Es una situación muy complicada", agregó.

El viernes un plenario de delegados en la UTA resolvió reclamar en la paritaria local la homologación del acuerdo nacional donde se llegó a un principio de entendimiento en torno al 23 por ciento de aumento salarial, remunerativo y retroactivo a enero. Tal como publicó este diario el último sábado, el incremento en los sueldos repercutirá en unos 30 centavos en la estructura de costos del transporte rosarino.

Ayer, Lifschitz admitió que la estabilidad de la tarifa actual quedó "comprometida" a raíz de las últimas novedades. "Vamos a esperar que se cierren los acuerdos (salariales), queremos saber en qué montos llegan los subsidios antes de tomar cualquier decisión, pero la situación es compleja", dijo el jefe comunal a LT8.

El intendente recordó que el municipio aporta recursos para sostener el actual precio del boleto pero advirtió que difícilmente puedan extenderse las partidas para financiar la suba salarial "ya que supone unos seis millones de pesos mensuales".

Lifschitz comentó que "varias ciudades del país ya aumentaron sus tarifas del transporte en lo que va del año y nosotros estamos tratando de evitarlo pero no es fácil ya que la diferencia que podría darse (entre la tarifa y el costo neto real) llegaría a 70 centavos por pasajero", casi la mitad del costo del boleto actual.

Cuando se lo consultó sobre la complejidad de discutir un aumento del boleto en un año electoral, Lifschitz reconoció que "no será sencillo. Pero por un lado está la cuestión política electoral y por el otro los elementos técnicos, números objetivos que se pondrán sobre la mesa para que los concejales lo analicen".

Un eventual escenario de discusión tarifaria en el Palacio Vasallo no será un trámite fácil para el socialismo: tiene actualmente nueve bancas sobre 22, un aliado que ya votó en contra de la última suba -Oscar Greppi del ARI- y un radical (Gonzalo Del Cerro) que lanzó su propia candidatura a intendente compitiendo con la oficialista Mónica Fein, lo que complica la posibilidad de forzar incluso un desempate para que el presidente del cuerpo, Miguel Zamarini utilice su doble voto.

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.