CIUDAD › TAXISTA CONTRA MUJERES QUE CORTABAN CALLE

Se bajó del taxi y las trompeó

Un taxista fue detenido ayer al mediodía, luego de agredir a golpes a tres mujeres que participaban de un corte de calle en Ovidio Lagos y Montevideo, como forma de exigir que los atendieran en la Secretaría de Servicios Públicos municipal. Las denunciantes afirmaron que el chofer exhibió un arma de fuego y que la usó para asestar uno de sus golpes; sin embargo, la policía no le encontró tal cosa cuando lo capturó una cuadra más adelante. Tras ello, los manifestantes causaron destrozos al coche de alquiler.

Un grupo de personas que se dedican al cirujeo cortó el tránsito sobre Ovidio Lagos, entre Montevideo y avenida Pellegrini. Su planteo era pedirle a la repartición municipal, primero, que les derive parte de los residuos domiciliarios del sistema de recolección de la ciudad, luego, un subsidio para que el municipio los integre al dispositivo ejecutado por la municipal Sumar y las privadas Cliba y Lime, según contó Gustavo Leone, secretario del área.

Según Claudia Báez, quien parecía ser la voz cantante del corte y quien llevó la peor parte en los incidentes, el chofer del taxi RA-0224 "insultó a una viejita que es madre de siete chicos. Ella le contestó, entonces el tachero se bajó con un revólver". Báez, de 37 años, dijo que quiso interceder pero que el chofer le pegó una trompada a la su compañera y a ella. "Y con la otra mano me pegó con el cabo del arma en la cara", dijo y señaló un corte infligido en uno de sus pómulos. Después -continuó- el agresor golpeó a una chica de 14 años que también participaba del mitín.

El taxista, que la Policía identificó como Daniel José Deledda, de 62 años, volvió a tomar el volante y procuró escapar al ver que otros manifestantes empezaban a cercarlo para vengar la agresión, y ya las primeras piedras caían sobre la carrocería de su Chevrolet Corsa. Pero al llegar a Pellegrini, unos agentes asignados a garantizar que la protesta transcurriera sin incidentes interceptaron y arrestaron al taxista, a quien debieron llevar de inmediato para evitar que algunos tomaran represalias. Lo que no salvaron fue el auto, que quedó a merced del enojo del grupo.

Un vocero de la comisaría 6ª aseguró que al taxista no se le secuestró ningún arma y, por lo tanto, desmintió la acusación de Báez y sus compañeras. El chofer quedó acusado de los delitos de amenazas y lesiones, y recuperó la libertad por tratarse de imputaciones del orden correccional (con penas por debajo de los tres años de prisión).

Leone apuntó su repudio a la protesta, que definió como "un apriete sin aviso ni explicación previa". Para desactivar el reclamo, el funcionario recibió a los carreros y les explicó que "tenemos prohibido desviar basura por fuera del circuito establecido".

Compartir: 

Twitter
 

 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.