CIUDAD › AVANZA LA INVESTIGACIóN POR LA MASACRE DE VILLA MORENO

Ahora cayó "Danonino" Segovia

"Danonino" Segovia está sindicado como el autor de los disparos contra Maximiliano Rodríguez, el joven que llegó herido al HECA y se presume es quien acribilló a los tres jóvenes en Villa Moreno. La hipótesis del juez de la causa.

 Por José Maggi

El caso del triple crimen de Villa Moreno, tenía ayer un solo detenido: Maximiliano Rodríguez, el hijo del Quemado, atacado a balazos sobre su auto. En tanto la causa que investiga el hecho anterior que parece haber desatado la masacre, tiene desde ayer el suyo: Se trata de "Danonino" Segovia, un joven sindicado por la policía como el presunto autor de los disparos al auto en que viajaba Rodríguez. También fue secuestrada la moto tipo Enduro en la que se habría desplazado junto a Ezequiel Villalba, que continúa prófugo. "Hasta tanto no lo tengamos más en claro no podemos asegurar que detrás de este hecho esté la droga, pero lo que puedo decir es que no se mata así solo por Ñuls". La frase pertenece al juez de instrucción Juan José Pazos, quien lleva adelante la investigación del triple crimen. Además, la policía continuaba la búsqueda de otro imputado en la masacre, Damián Martínez, en cuyo domicilio se secuestró durante un allanamiento un chaleco antibalas, lo que coincide con lo manifestado por un testigo, que dijo que uno de los atacantes usaba uno al momento de cometer el triple crimen.

Por su parte el secretario de Seguridad Comunitaria, Angel Ruani, dijo que la muerte de los tres jóvenes que eran militantes del movimiento Darío Santillán, fue un "vuelto" por el ataque a Maxi Rodríguez, "donde los muertos no tienen nada que ver".

El juez Pazos reveló además que Sergio Rodriguez, el Quemado, es uno de los prófugos por el triple crimen, y adelantó que podría presentarse en el día de hoy. "Me hablaron tres personas distintas por este señor y les dije a todos que más seguro va a estar con nosotros en alguna unidad carcelaria, que en algún lugar donde lo busque la otra banda" dijo el juez, sin brindar más detalles.

Pazos reveló además que en la investigación está trabajando la brigada de Homicidios, las Tropas de Operaciones Especiales, la comisaría del barrio y la sección Judiciales, con el comisario Daniel Corbellini "por dos motivos es de mi extrema confianza y porque hay un policía involucrado por el tema del registro del nombre de Rodríguez al ingresar al HECA".

Rodríguez fue atacado a balazos a las 3.30 del 1 de enero por personas que le dispararon desde una moto mientras circulaba en un BMW con su novia.

A raíz del ataque, Rodríguez fue internado con tres heridas de arma de fuego en un centro asistencial, donde se halla demorado e imputado en la causa por el triple crimen.

A poco de una hora de cometido ese ataque, a las 4.30, tres hombres armados a bordo de un Chevrolet Corsa acribillaron a balazos a Jonathan Brasante (17), Claudio Suárez (19) y Adrián Leonel Rodríguez (21) mientras celebraban la llegada del Año Nuevo en la canchita de fútbol de la Asociación Deportiva Oroño, situada en Dorrego al 3900, de Rosario.

Los pesquisas determinaron que a pocos metros de allí reside Ezequiel Villalba, un hombre al que el entorno de Rodríguez le atribuye el ataque contra él y su novia, confirmaron fuentes de la investigación.

En tanto el diputado provincial Eduardo Toniolli, presidente de la Comisión de Derechos y Garantías de la cámara baja y dirigente del Movimiento Evita, le pidió al gobierno provincial que aborde con firmeza el vinculo de la fuerza policial con el intento por desviar la investigación", reclamó el legislador. Se referia asi a las primeras versiones policiales presentaron el hecho como la represalia de una fracción de la barra brava de Newell's, que de esta manera pretendía vengar las heridas infringidas horas antes a su referente, Maximiliano Rodríguez, en un enfrentamiento armado. Dichas versiones quedaron desestimadas cuando, a partir de la denuncia de la organización a la que pertenecen, se determinó que los jóvenes eran militantes sociales.

En el marco de las repercusiones en torno al hecho, Toniolli consideró que "la rapidez con que la policía caratuló el caso como un 'ajuste de cuentas', y la entrada de Maximiliano Rodríguez al Heca sin que el agente de guardia registrara que se trataba de un herido de bala, obligan al gobierno provincial a abordar con firmeza el vínculo de la fuerza policial con el intento por desviar la investigación".

Compartir: 

Twitter
 

El juez Juan José Pazos, a cargo de la causa, dijo que "no se mata así sólo por Ñuls".
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.