CIUDAD › DENUNCIA DE LA MULTISECTORIAL DE MUJERES SOBRE ABORTOS NO PUNIBLES.

"El Heca no garantiza el servicio"

La entidad hizo esta denuncia teniendo en cuenta que en el hospital Clemente Alvarez, desde su jefe y gran parte del área de Ginecología se han declarado objetores de conciencia. La intendenta Fein llamó a "cumplir con lo que dice la ley".

 Por Lorena Panzerini

La intendenta Mónica Fein instó a "cumplir lo que dice la ley" en los casos de prácticas abortivas permitidas por el Código Penal, luego que la Multisectorial de Mujeres de Rosario denunciara que en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) no se garantiza esa atención. La irregularidad transcurre pese a que hay un Registro de Médicos Objetores de Conciencia, que provincia y municipio lanzaron en junio de 2010 para que el Ministerio de Salud tome conocimiento sobre la posición de los profesionales en cuanto a prácticas de salud sexual y reproductiva, y así distribuirlos de manera pareja en los diferentes efectores para garantizar las prácticas. "No todos los médicos del Heca pueden estar incluidos en el Registro de Objetores de Conciencia; tenemos que contar con no inscriptos: habrá que realizar traslados para garantizar esa atención", dijo Fein. La polémica, que afloró a partir del caso de la nena entrerriana de 11 años, embarazada por abuso, a quien le negaron el derecho, cobró fuerza ayer con la respuesta del jefe del servicio de Ginecología del Heca, Rafael Pineda, quien defendió a su equipo: "Tendrá que venir otro médico que esté dispuesto a hacer un aborto", dijo. La multisectorial se moviliza el miércoles al Heca para exigir la atención.

El debate no es nuevo, pero ayer la discusión por el aborto hizo ruido ante la denuncia de las mujeres nucleadas en la Multisectorial de Mujeres rosarinas. Albertina Fior reclamó que la lista de objetores esté a disposición de la población. "La mujer que llega sin conocimiento, en un estado que necesita atención de urgencia, es puesta en una situación muy compleja porque se absolutiza la vida del niño por nacer, por sobre la de la mujer y eso genera prácticas perjudiciales para ella, que implican que desista de su intención", lamentó.

Ante la acusación, la problemática se centró en que todos los profesionales del equipo de Ginecología del Heca están inscriptos en el registro que los respalda en su posición de negarse a realizar esa práctica. En consecuencia, la propia intendenta manifestó que la situación deberá cambiar. "Respetamos la Objeción de Conciencia, pero no todos los integrantes de un servicio pueden ser objetores de conciencia. Habrá que incorporar médicos que no estén inscriptos en el registro o realizar traslados a otros hospitales con el acuerdo de los actores", planteó en comunicación con LT8.

De esa manera, Fein garantizó los abortos no punibles en la salud pública local. "Este es un tema que tenemos que resolver cuanto antes. No porque el Heca en particular reciba este tipo de problemática, sino porque creemos correcto que todos los servicios tengan personas con diversidad de pensamiento. Y sobre todo que ese servicio pueda cumplir con lo que marca la ley actualmente", sostuvo.

Por su parte, el coordinador de la Dirección provincial de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud, Daniel Teppaz, indicó que el registro está en proceso. El informe completado la semana pasada, sobre la validez de las objeciones dio cuenta que el 68 por ciento de las objeciones del Heca es válida. "El resto tendrá que ser reevaluada con el profesional, porque hay confusión en las causales que argumentan", dijo. Al mismo tiempo, indico que las objeciones del hospital de Emergencias representan el 7 por ciento del total de objeciones en la provincia. El informe indica que en Santa Fe hay 314 objetores, de los cuales 197 son de Rosario.

En tanto, el responsable del servicio de Ginecología del Heca fue el primero en salir a responderle a las organizaciones denunciantes: "Somos objetores de conciencia básicamente porque estamos a favor de la vida y no en contra de ella. Los médicos del Heca no están dispuestos a realizar prácticas abortivas por un derecho constitucional que es la objeción de conciencia. Eso no quiere decir que en el hospital no puedan hacerse abortos. La salud pública municipal tiene algunos otros hospitales donde no hay objetores de conciencia. En el caso que se planteé una situación así, es un problema que resolverá la dirección del efector o la Secretaría de Salud Pública", dijo Pineda.

Para el profesional de gran trayectoria en Rosario, "la decisión pasa por el director del hospital. Tendrá que venir un médico que esté dispuesto a hacer un aborto", manifestó al tiempo que negó que la situación particular del Heca signifique un fracaso de la política sanitaria local. En contrapartida, invitó a las mujeres que necesiten de esa atención a recurrir a otros prestadores. "Hay dos maternidades, otros servicios de Ginecología, hay una unidad con los otros hospitales provinciales", dijo.

Por otro lado, el profesional aseguró que "prácticamente no se dan situaciones de aborto no punible" en el efector y dijo que --según recuerda-- se hicieron "dos o tres" en los últimos años. "Desde el punto de vista del aborto no punible o por violación, no hemos tenido hasta donde yo sé ninguna solicitud" en el Heca, dijo. Y justificó: "Hemos sido formados como seres humanos que deben defender a otros seres humanos".

Compartir: 

Twitter
 

La cantidad objetores de conciencia del HECA se contrapone con las políticas públicas municipales.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared