CIUDAD › LA MUNICIPALIDAD FIJA LA VISTA EN LA CAíDA DE LA COPARTICIPACIóN.

Con todo lo que hay que solventar

Cuadros comparativos con la caída de la recaudación nacional y provincial, menos expectativas con la reforma tributaria y un incremento en el costo de los servicios; forman el combo sobre el que el municipio elabora su presupuesto 2013.

 Por Sonia Tessa

Con la restricción que supone un aumento de la recaudación por coparticipación del Impuesto Inmobiliario de casi la mitad de lo previsto, que será de 100 millones en lugar de los 180 que esperaban de acuerdo al proyecto original de Reforma Tributaria, la Municipalidad de Rosario terminará de definir en las próximas dos semanas el presupuesto, que contendrá un aumento de Tasa General de Inmuebles. "Todavía no tenemos definida la magnitud, esta semana se recibirán las previsiones de gastos de cada área, y después, ya que es una decisión de gran relevancia, lo evaluaremos con la intendenta", afirmó a Rosario/12 la secretaria de Hacienda, Verónica Irizar. Mónica Fein recorrió el espinel legislativo con un documento elaborado por su cartera, en el que se destaca la menguante coparticipación del Inmobiliario en las arcas municipales. Mientras en el año 2000, la participación de este tributo en el total de coparticipación recibida por la ciudad significaba el 30,7 por ciento del total; en 2011, sólo fue del 9,8 por ciento. Desde la Intendencia sostienen que --de haberse sostenido aquella participación-- Rosario debería haber recibido 621 mil millones más de los efectivamente girados en los últimos once años.

"En este momento estamos esperando la estimación para 2013 del efecto de la reforma tributaria. Tengo entendido que la semana próxima nos lo van a estar pasando, pero no tenemos muchas expectativas, más que nada porque la Legislatura bajó el proyecto del ejecutivo del inmobiliario urbano y aumentó más significamente el rural. Catastro de la provincia está haciendo simulaciones sobre la emisión, y estimamos que el efecto para el año próximo no va a ser de más de 100 millones", indicó Irizar sobre la situación planteada por las modificaciones de la reforma tributaria. "Teníamos previsto aumentar en 180 millones la recaudación", admitió. "La verdad es que el inmobiliario urbano no se ha venido ajustando ni siquiera a un ritmo similar a la inflación, es un impuesto que ha perdido mucha participación", agregó.

En el municipio subrayan que la decisión legislativa de frenar el aumento del Inmobiliario urbano perjudicó a Rosario y Santa Fe. "Que aumente mucho el Rural beneficia a municipos y comunas con gran participación de cuentas rurales. De las 380 mil cuentas que hay en la ciudad, hay sólo 500 rurales. El hecho de no ajustar el urbano hacen que Rosario y Santa fe tengamos un efecto menor", apuntó la funcionaria.

De hecho, por Tasa General de Inmuebles se emitirá este año 333 millones de pesos, y eso alcanza para financiar sólo el 40 por ciento de los servicios que brinda la Municipalidad. Esa recaudación de la TGI ni siquiera alcanza para pagar los servicios de Higiene urbana, ya que este año sólo el 84 por ciento del costo total de esos servicios (casi 400 millones de pesos) podrá financiarse con la TGI.

El informe de la Intendencia desgrana distintos aspectos: el porcentaje del presupuesto ejecutado de Rosario con respecto al de Nación se redujo del 0,64 por ciento en 1999 al 0,51 en 2011. Para el municipio, esto se explica por la reducción de la participación de los municipios en los recursos de la Nación (del 6 por ciento en 1961 al 4,2 en 2006) en contraposición con el aumento de los gastos (del 6,8 en 1961, al 9,8 en 2006).

Además de cuestionar la distribución del ingreso nacional, el informe que la intendenta les mostró a los concejales de los distintos bloques --para prepararlos para un presupuesto que contendrá un pedido de aumento de la TGI-- señala que la recaudación por Derecho de Registro e Inspección aumento un 34,2 por ciento entre el primer semestre de 2011 y el de este año. Ese aumento, superior a cualquier cálculo inflacionario, lo atribuyen a que Rosario es una ciudad proveedora de servicios y consumo a la región. "Evidentemente, Rosario tiene una menor participación de la industria, que significa un 10 por ciento, y la estructura en general es fuertemente comercial y de servicios. Fundamentalmente, el sector financiero y la telefonía móvil han tenido una muy buena performance. Esto indica que en la ciudad no se ha sentido la desaceleración económica en el comercio, los servicios, la hotelería, la gastronomía, todo esto apoyado por el impulso al turismo. Rosario captura consumo de los alrededores", subrayó Irizar. De hecho, la relación entre la recaudación por TGI y Drei se modificó sustancialmente en la última década. Mientras en 2001, el municipio recaudaba el 28 por ciento de los recursos tributarios totales por TGI, hoy la TGI significa el 15 por ciento de los recursos totales.

Respecto de la propuesta de concejales como Héctor Cavallero, del Partido del Progreso Social, para que la Municipalidad reduzca "drásticamente" su gasto (ver aparte), Irízar lo consideró inviable. "Venimos de años en los que se han hecho ajustes significativos de gastos, que en la Municipalidad de Rosario es fundamentalmente social. La mayor participación está dada en salud pública y le siguen los servicios. Los mayores temas son la inflación y las paritarias, en las que el municipio no tiene posibilidad de participar en la discusión, porque son las de Camioneros para la recolección de residuos y las de la UTA para transporte, y hay poco margen de maniobra del municipio", diagnosticó la funcionaria.

Compartir: 

Twitter
 

En el Palacio de los Leones saben que enfrenarán un último trimestre con dificultades.
Imagen: Alberto Gentilcore.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.