CIUDAD › BAJó EL AGUA Y VOLVIó LA LUZ, PERO HUBO PROTESTAS POR LA FALTA DE SOLUCIONES

La ayuda demorada prendió la mecha

Los piquetes montados sobre avenida Circunvalación ayer se levantaron, pero sobre la ruta 11 no. En Granadero Baigorria, en Capitán Bermúdez, en Fray Luis Beltrán y en Oliveros persistían los reclamos de asistencia a los inundados.

Al tercer día post tormenta, el agua hizo notar su retroceso, y en su lugar persiste el fuego de algunos piquetes en el cordón norte rosarino que denotan huecos y demoras en la llegada de la asistencia social a la población damnificada. Y en el medio hubo de todo, rumores falsos de saqueo, acusaciones cruzadas de especulaciones políticas detrás de las protestas, y alguna que otra escalada de tensión entre los que portan el reclamo en los cortes de rutas y los conductores que llegan hasta el humo de los neumáticos y deben desviarse. En Granadero Baigorria y en Fray Luis Beltrán la respuesta que oyeron los vecinos ayer fue: "No tenemos más nada de ayuda por ahora". Y el fuego se reavivó.

En lo estructural, la situación parece entrar en cauce. El director de Protección Civil, Antonio Moyano, después de sobrevolar la región, destacó que la masa de agua que cubrió parte de los departamentos Rosario y San Lorenzo ayer había retrocedido y al menos todos los cascos urbanos empezaban a secarse. De todos modos, las secuelas hacen que en algunos lugares la gente no pueda retornar aún a sus hogares. En Roldán, el epicentro del problema, ayer había 150 evacuados, y en Pérez recién por la tarde otro grupo empezó a volver a sus casas. También el arroyo San Lorenzo había vuelto a su cauce, aunque el alerta saltó en Timbúes, donde el río Carcarañá desbordó y obligó a evacuar a siete familias. Por este mismo río es que ayer se volvió a cortar la ruta 9, a la altura de la ciudad homónima.

La Empresa Provincial de la Energía informó que ayer logró reponer las redes de media tensión en toda la zona afectada, y que había recuperado el suministro de baja tensión en un 90 por ciento. Pero aclaró que todavía le quedan reparaciones pendientes en zonas rurales aún anegadas.

Los piquetes montados sobre avenida Circunvalación ayer se levantaron, pero sobre la ruta 11 no. En Granadero Baigorria, en Capitán Bermúdez, en Fray Luis Beltrán y en Oliveros persistía la protesta y el reclamo de una ayuda que, según afirmaron sus portavoces, no llegó. En Baigorria, jóvenes madres de los barrios Los Robles, Martín Fierro y San Fernando bloquearon el tránsito en la mano hacia el norte y acusaron al intendente interino Marcelo Rosales de repartir colchones, muebles, ropa y demás enseres "a familiares de empleados municipales". Se acordaron del secretario de Transporte, Alejandro Ramos, "que está hablando allá en Buenos Aires mientras acá estamos con lo puesto, sin techo y con los chicos mojados y enfermos", enfatizaron Gisela Méndez y Carina Romani. En estas noches, algunas duermen en lo de algún vecino o pariente; otras lo hacen sobre una lona de nylon que le dieron para reemplazar el techo.

En su casita de madre soltera y desocupada, en calle 12 al 2700, Analía Kotoff y sus trillizos de dos años soportaron la voladura de sus chapas y el azote del granizo y de un trozo de mampostería que les deparó puntos de sutura, moretones varios y un trauma imborrable. Ayer rogaba por una asistencia que no percibe, entre los escombros de sus humildes pertenencias.

Más allá, en San Martín y Orsetti, el concejal Adrián Playa (FpV) les dijo a vecinos de los barrios El Cañaveral y Nuestra Señora de la Paz: "No tenemos más nada para repartir. Esperamos que mande la Provincia, la Nación, pero hoy no hay nada más". "¡Mentira! -lo interrumpió un joven- Ustedes tenían chapas, tirantes, colchones, pero no quieren repartir. Nos forrean". En ese momento, desde uno de los autos que avanzaba por mano contraria se escuchó un "¡Negros de mierda!". Y los aludidos contestaron con el dedo medio en alto.

Los del barrio Batallán, en Bermúdez y junto a la vía del ferrocarril, transigieron en permitir un desvío de tránsito por una calle interna de Celulosa, mientras esperaban el desenlace de una reunión que se libraba en la Municipalidad. "Si los compañeros vuelven con las manos vacías, volvemos a cortar todo y a tomar la Municipalidad", aseguró Gustavo Paiva, portavoz de ese reclamo. Y agregó: "Es mentira que robamos o pedimos plata a los que pasan".

Por su parte, Moyano aseguró que el Ministerio de Desarrollo Social entregó las primeras partidas de ayuda a los municipios "el domingo a la noche y el lunes por la mañana". Y concluyó en que los intendentes "no la distribuyeron enseguida y eso desató el malestar, que con los piquetes complicaron la asistencia posterior. Y a eso se sumaron otros intereses y reclamos varios montados sobre un trasfondo político".

La intendenta Mónica Fein fustigó a la Corriente Clasista y Combativa, que por algunas horas se plantó frente a la Ansés y sobre Circunvalación: "En un momento de emergencia, hacer un corte por un reclamo general es imperdonable", dijo.

Compartir: 

Twitter
 

A Analía Kotoff y sus trillizos de dos años soportaron la voladura de sus chapas.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.