CIUDAD › INVESTIGADORES DE LA UNR TRATAN AFECCIONES OCULARES CON TERAPIA CELULAR

Enfermedades propias de la modernidad

Las enfermedades que involucran a la córnea y a la conjuntiva pueden afectar a la visión. Alergias, ojo seco severo, erosiones de córnea, úlceras de córnea infecciosa y no infecciosa son las que se empiezan a tratar con células madres.

 Por Silvana Di Stefano*

Investigadores de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) utilizan terapia celular para tratar enfermedades de la superficie ocular que afectan a la visión. El trabajo consiste en utilizar las células madre adultas que se encuentran en la mucosa bucal para injertarlas en un ojo enfermo. De esta manera, se crea un puente sobre la membrana amniótica que facilita la migración de las nuevas células que producen las células madres de ese órgano. "El epitelio de la mucosa bucal es muy parecido al de la córnea y tiene células madres. La membrana amniótica actúa como un puente biológico; es decir, facilita la migración de las nuevas células que producen las células madres de ese órgano", explicó el doctor Alejo Vercesi, profesor titular de la Cátedra de Oftalmología de la Facultad de Medicina de la UNR. Además, los investigadores realizan innovadores aportes al utilizar la propia sangre del paciente para obtener un suero, un plasma rico en plaquetas, y un gel plaquetario que mejorará las intervenciones en el campo de la visión.

Las enfermedades que involucran a la córnea y a la conjuntiva pueden afectar a la visión. Alergias, ojo seco severo, erosiones de córnea, úlceras de córnea infecciosa y no infecciosa, entre otras, son tratadas actualmente con lágrimas artificiales, colirios, y diversas sustancias químicas destinadas a restaurar la integridad de la superficie ocular. Sin embargo, muchos pacientes no responden a estos tratamientos.

Los últimos descubrimientos de la función de las células madre, que están situadas en el limbo esclero﷓corneal, permitieron que muchas de estas patologías tengan posibilidad de tratamiento. "La terapia celular es aquella donde se utilizan células madre como terapia ante una enfermedad determinada. Estas células restituyen la integridad de la superficie de la córnea a través de la formación del epitelio anterior de la córnea", explicó Vercesi, quien junto a un grupo de investigadores son pioneros en utilizar la terapia celular para tratar enfermedades de la visión.

El investigador detalló que es posible extraer del ojo sano del paciente las células madre, pero la intervención trae aparejada un riesgo muy grande. "Después de muchos años de investigaciones, comprobamos que se pueden injertar las células madre adultas de la mucosa bucal para injertarlas en el ojo enfermo y de esta manera crear un puente sobre la membrana amniótica", abundó.

Como antecedente, los investigadores de la UNR tomaron como referencia el trabajo de un investigador japonés que realizó un injerto de mucosa bucal en ojos quemados. Como aporte novedoso, Vercesi dijo que en vez de realizar suturas para adherir la membrana utilizaron un gel plaquetario de la propia sangre del paciente, "una especie de gotita que adhiere la membrana y la mucosa bucal sin suturas. Así no hay irritación y no es nada externo, sino del propio paciente".

Esta innovadora contribución de los investigadores permite utilizar la propia sangre del paciente, la cual tiene inmunoglobulina y da defensas, para obtener un suero autólogo, que puede usarse como lágrima artificial; un plasma rico en factores de crecimiento, que favorece la curación de úlceras corneales, y un gel plaquetario autólogo como bioadhesivo en las operaciones. El gel tiene una gran importancia ya que en algunos casos permite reemplazar las suturas convencionales y no genera rechazo al utilizarse la propia sangre.

El oftalmólogo repasó estos aportes y la importancia que tiene cada uno. El caso del suero autólogo es de gran utilidad en el tratamiento del ojo seco severo que no responde al tratamiento con colirios artificiales. "Para obtener suero autólogo se extraen 20 o 30 centímetros de sangre del paciente, la que es sometida a una centrifugación y otros procesos químicos y se obtiene el suero que se da al paciente en pequeños frascos para que pueda ser usado en su casa. En muchos de los casos tratados desaparecieron los síntomas, los pacientes referían que se sentían el ojo más húmedo y mas suave".

Vercesi aclaró que se puede intentar este tratamiento con suero antólogo cuando el ojo seco severo no responde al tratamiento con métodos convencionales y luego volver a los sustitutos lagrimales.

Según el investigador, "esto mejora la calidad de vida de las personas ya que el ojo seco genera un displacer, es una enfermedad de la modernidad, de pasar horas frente a la pantalla de la computadora".

Sobre el plasma rico en plaquetas, el oftalmólogo contó que a través de un trabajo de investigación experimental en sangre de conejos, realizada junto a Guillermo Grande y colaboradores, de la Universidad Nacional del Litoral (UNL). y la colaboración de Gustavo Echavarría y Ariel Naves, se demostró estadísticamente y con la anatomía patológica, el mejoramiento en úlceras de córnea provocada quirúrgicamente. "La utilización de plasma rico en factores de crecimiento favoreció y aceleró la curación de las úlceras corneales e influyó en el mantenimiento de la transparencia corneal", concluyó Vercesi.

*Integrante de la Dirección de Comunicación de la Ciencia de la UNR

Compartir: 

Twitter
 

Alejo Vercesi es profesor titular de la Cátedra de Oftalmología de la Facultad de Medicina.
Imagen: Andrés Macera
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.