CIUDAD › SIGUE EL DEBATE POLITICO TRAS EL ATAQUE NARCO EN NUEVO ALBERDI

Las balas que aún resuenan

Todo el día de ayer continuaron las polémicas en las redes sociales y a través de comunicados de las distintas fuerzas políticas. El crimen del barrio Ludueña y la balacera narco en Nuevo Alberdi siguen enfrentando a socialistas y kirchneristas, entre otros.

"No hay lugar para hacerse el distraído o intentar sacar rédito político porque la situación se agravará". La sentencia, lapidaria, pertenece al senador nacional del socialismo Rubén Giustiniani que ayer ingresó a la polémica entre socialistas y kirchneristas (principalmente, aunque hablaron dirigentes de todas las fueras políticas) desatada tras el ataque a balazos contra tres militantes del Movimiento Evita en Nuevo Alberdi. El sábado por la tarde, el referente nacional de ese movimiento, Emilio Pérsico había sido particularmente duro: "El socialismo le abrió las puertas al narcotráfico en la provincia y la región". Ayer, en las redes sociales y través de comunicados y documentos, el contrapunto siguió al rojo vivo.

El senador nacional Giustiniani, aseguró ayer que "la situación en los barrios de Rosario es grave" y remarcó que "si primero no se reconoce el problema, no se sale". El legislador se refirió así a la militante social asesinada el martes pasado en la ciudad y a los tres militantes del Movimiento Evita Rosario que fueron baleados en la noche del jueves en el barrio Nuevo Alberdi. A través de su cuenta de la red social Twitter, Giustiniani dijo que "si no hay política social y de seguridad democrática coordinada entre Nación, provincia y municipio seguirá ganando el delito y el narcotráfico" en las barriadas más humildes de Rosario. "Desde cada lugar institucional hay que aportar soluciones", sostuvo luego el legislador, y recordó que en el Congreso "sancionamos ley de mi autoría creando un Juzgado Federal para combatir el narcotráfico". La referencia es a la ley que establece la creación de un juzgado federal para la localidad santafesina de Venado Tuerto, sancionada en las últimas sesiones del Senado. Por último, Giustiniani señaló que "no hay lugar ni para hacerse el distraído ni para intentar sacar rédito político, porque la situación se agravará".

Por su parte, distintas organizaciones políticas y sociales de Rosario siguieron denunciando ayer que "la ausencia del Estado provincial y municipal" tanto en materia de inclusión social como de políticas públicas seguridad. "Ante la ausencia del Estado municipal y provincial con políticas públicas de inclusión social, urbanización, obras de infraestructura y servicios públicos básicos; más la falta de decisión política para reestructurar la fuerza policial y desmantelar así la corrupción estructural, los barrios más humildes de la ciudad quedan librados a las disputas entre bandas por el control del comercio de droga", señaló el Movimiento Martín Fierro de Rosario.

Por su parte, el referente local de organización nacional Peronismo Militante, Fabio Gentili, dijo que "la ausencia del Estado provincial y municipal es la muestra de una política de inacción que lleva 5 y 17 años gobernando" la provincia de Santa Fe y Rosario respectivamente. "Al mismo tiempo, el manto de sospecha sobre las fuerzas de seguridad a propósito del caso Tognolli (el ex jefe de policía investigado por presunta protección a narcotraficantes) nada se ha despejado como consecuencia de la continuidad de la cúpula policial santafesina", añadió.

"Mientras Rosario triplica la media de homicidios en el país, un tercio de su población vive en asentamientos con más cantidad de villas que en el año 2001, un 30 por ciento de la población en la pobreza y un 80 por ciento de pibes que no finalizan la secundaria, el gobernador Bonfatti afirma que desconoce la realidad de cada uno de los barrios de Rosario", señalaron también desde el Movimiento Martín Fierro.

"Estamos convencidos de que no hay mejor lugar para la juventud y el pueblo que la política", añadió su titular local, Sebastián Artola, para quien "la participación, la organización, la unidad y la solidaridad son los caminos para construir una Rosario para Todos con igualdad de oportunidades, justicia social y protagonismo popular".

Gentili, del Peronismo Militante, sostuvo a través de un comunicado que "esta lamentable realidad contrasta con las acciones del Estado nacional que promueve la inclusión y la participación, brindando oportunidades a los sectores más postergados de la sociedad". Y completó: "Pero para que estas políticas rindan sus frutos es necesario trabajar en el territorio con políticas locales y regionales que respalden a la sociedad y hagan de la participación algo diferente que arriesgar el cuerpo o la vida".

También el Comité Zonal de Santa Fe del Partido Comunista se solidarizó con "los compañeros del Movimiento Evita que fueran baleados". Y repudió "este y otros repugnantes actos de similares características. Ante lo que debemos trabajar de manera conjunta con todas las fuerzas sociales y políticas interesadas no sólo en desterrar el narcotráfico, la trata de personas y otras lacras generadas por el capitalismo, sino también de construir una sociedad justa, democrática y libre".

Compartir: 

Twitter
 

El sector de Nuevo Alberdi donde fueron baleados los militantes. La familia ya se mudó.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.