CIUDAD › HUGO ARDILES ASUMIó COMO NUEVO JEFE DE LA UNIDAD REGIONAL II

Prevención y mayor presencia policial

Aunque parezca una obviedad, así definió el nuevo jefe policial de Rosario a su futura gestión. "Creemos muchísimo en la capacidad del comisario Ardiles", dijo el viceministro de Seguridad, Matías Drivet, en el acto de asunción.

 Por Lorena Panzerini

Al asumir como jefe de la Unidad Regional II, Hugo Ardiles, apuntó a poner "énfasis en la prevención del delito" y "mayor presencia policial en la calle". El flamante jefe de policía rosarina fue puesto en funciones ayer por el secretario de Seguridad, Matías Drivet, quien habló de "cambios habituales" y asumió que la ciudad vive "momentos críticos, con altísima demanda social". Tras el acto, el funcionario y el nuevo jefe de la URII negaron que la designación sea una intervención a la policía rosarina, y confirmaron que Ardiles continuará, en simultáneo, en la subjefatura provincial, debajo de Omar Odriozola. En tanto, el comisario mayor Luis Bruschi fue nombrado segundo en la policía local. Ardiles planteó que su idea es "llegar hasta el policía de la última comisaría, en el barrio más distante".

La asunción de Ardiles, de 49 años, en la fuerza rosarina es parte de una serie de cambios en las 19 departamentales que, según planteó Drivet, se irán dando durante todo este año. Aseguró que "el compromiso es parte de los deberes de cualquier funcionario público y más, en una tarea tan sensible como es ser policía de la provincia de Santa Fe; y es necesario renovar ese compromiso", y destacó la labor del jefe saliente, Walter Miranda, quien asumió ayer en la regional San Lorenzo; y de Hernán Brest que se desempeñaba como segundo.

Anteayer, cuando anunció los cambios, Lamberto dijo que "Ardiles pudo relevar en este tiempo las necesidades operativas y administrativas en la URII, por lo que se decidió que, por un tiempo, se haga cargo de esa jefatura, conservando su actual cargo de subjefe de la policía de la provincia".

Ardiles espera hacer "una buena gestión", y señaló que a partir de ahora pondrá "énfasis en la prevención". En ese sentido se comprometió: "Cuando los hechos sucedan, nos haremos cargo del procedimiento de manera personal con el segundo jefe". Además, resaltó la "calidad de persona de Bruschi". Y aunque admitió que la situación de seguridad en Rosario es "preocupante", consideró que "decir otra cosa no sería correcto".

Tras el acto al que asistió también el secretario de Gobierno rosarino, Fernando Asegurado, Drivet se refirió a los nombramientos: "Creemos muchísimo en la capacidad del comisario Ardiles (que además es abogado), quien ha tomado contacto directo con la realidad en Rosario y su problemática. Eel comisario Bruschi, proveniente de Pueblo Esther, tiene experiencia también en una unidad regional (la de San Martín, con cabecera en Sastre) relativamente corta, pero importante y positiva; creemos que es necesario un respaldo y un compromiso porque los dos tienen una impronta muy marcada por su capacitación, profesión y capacidad. La duración en el cargo se irá evaluando", dijo.

Y agregó: "Vamos a pedirles a todos los que asuman un plan de trabajo que vaya en línea con los objetivos y ejes del Ministerio".

Frente a los rumores por el doble cargo de Ardiles, aclaró: "No es una intervención porque sino sería directamente tomada como medida".

Para el funcionario, en Rosario "es importante reducir los niveles de violencia en zonas críticas. Hay trabajos que se están desarrollando, aunque solicitaremos particularidades" a los nuevos jefes. Y habló de la actuación de la fuerza: "Si se analizan las estadísticas, incrementamos la cantidad de armas secuestradas. Es indispensable bajar la violencia porque eso más las armas trae un solo resultado", dijo al reconocer el incremento de homicidios. "Nos preocupa. Tenemos una lectura y mirada con información relevada que nos permite tomar medidas al respecto", dijo; y se esperanzó con que "todos estén a la altura de las circunstancias".

En ese sentido, consideró que existe "un conjunto de problemáticas" para llegar a la violencia. "Hay cuestiones que tienen que ver con la fragmentación de los lazos sociales, pérdida de valores de convivencia, de valores de discurso para mediar, la existencia de la droga y las economías delictivas alrededor de ella". Y tras la reunión que anteayer mantuvieron la intendenta Mónica Fein y los concejales con la procuradora General de Nación, Alejandra Gils Carbó, agregó que el área de Seguridad provincial considera "positivas las medidas que está tomando la procuradora".

Compartir: 

Twitter
 

Ardiles junto a Miranda, su antecesor.
Imagen: Andrés Macera.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.