CIUDAD › AL FINAL GUSTAVO "GULA GULA" PEREYRA SI INVESTIGABA A NARCOTRAFICANTES DE ROSARIO.

Con vocación de espía y sospechado

Es un comisario inspector que está detenido por sospechas de estar vinculado al narcotráfico. Ahora se sabe que en su PC personal y en un pen drive tenía seguimientos y fotos donde figuraban locales donde se traficaban estupefacientes.

 Por José Maggi

La investigación judicial sobre la connivencia policial entre policías y narcos, sumó capítulos polémicos en los últimos días al incorporar material probatorio que confronta directamente con los dichos de dos funcionarios que declararon en la causa ante el juez Juan Carlos Vienna. Mientras en el mes de junio la secretaria de Delitos Complejos Ana Viglione y el subsecretario de Investigaciones Criminales Andrés Ferrato, aseguraron que el comisario inspector Gustavo "Gula Gula" Pereyra no participaba de investigaciones sobre drogas, en su computadora personal y en un pen drive se pudieron rescatar registros sobre puntos de venta de estupefacientes, seguimientos y tareas de inteligencia sobre los mismos, y álbumes de fotos de protagonistas de estos delitos". El dúo de funcionarios aclaró que Pereyra "no tenía escritorio, oficina, teléfono, autos ni sacaba fotos, y que si lo necesitaban lo llamaban a su teléfono particular". La testimonial de ambos funcionarios también permite ubicar el funcionamiento de esta supersecretaría (en los anuncios) que terminaba "investigando una feria de trueque", como reconoció el propio Ferrato.

La declaración de Pereyra tuvo lugar el 13 de junio. Entonces declaró pero se negó a contestar preguntas. Recordó que "era inspector de zona en la Unidad Regional X de Cañada de Gómez, cuando en diciembre de 2012 fue convocado para trabajar en la Secretaría de Delitos Complejo". Allí relato como trabajaba: "No tenía un espacio físico donde trabajar. No teníamos ningún tipo de base de datos, porque no investigábamos a ninguna de esas personas (sobre las que se lo acusa de connivencia).

También negó tener acceso a "ningún tipo de datos ni en forma personal ni por intermedio de claves, incluyendo legajos policiales, investigaciones de droga, sobre homicidios".

El 19 de junio hizo su declaración testimonial Ana Viglione, secretaria de Prevención e Investigación de Delitos Complejos. "A (Juan el Chavo) Maciel y Pereyra los elijo yo, porque necesitábamos que traigan información de calle que no tenga que ver con droga y trata. Por ejemplo temas de vehículos, desarmaderos de autos. Ellos se ocupaban de recolectar esta tipo de información de calle. No tenían un lugar físico de trabajo hacían trabajo de calle. Específicamente de recolección de datos pero no sobre una investigación en particular, sino eran datos aislados de lo que se necesitara confirmar".

"En un principio cuando se crea la Secretaría la agenda era robo de motos, vehículos en general y esas cuestiones. A partir de esa información el Dr.Andrés Ferrato disponía qué datos tenían que recolectar y ellos le rendían información a él. Lo hacían verbalmente, a lo sumo alguna información por mail".

Con ese fin, según Viglione "se reunían una vez por semana en sede de gobierno generalmente en el Salón Dorado, que es el salón de prensa". La jefa policial aseguró que "necesitábamos romper con algunas formas de llevar adelante las investigaciones". En rigor una afirmación casi premonitoria de la jefa de Delitos Complejos, que también aseguró que ni Pereyra ni Maciel "tenían acceso a ninguna base de datos". Y que "para trabajar en la calle no contaban con vehículos de la Provincia, tampoco contaban con " teléfonos, y trabajan vestidos de civil". "Si los teníamos que ubicar los llamábamos a su teléfono particular" abundó. El 25 de junio fue Andrés Ferrato, fue el que brindó su testimonial.

"El grupo a mi cargo tenía el objetivo de recolectar datos de calle, destinados a reconstruir dinámicas de delitos organizados no relacionados ni a droga ni a trata". Y remarcó que "no trabajamos con investigación. Los casos más claros que tenemos son piratería del asfalto, robo da cereales, armas, robo de vehículos. Yo era el que disponía lo que tenía que hacer el grupo. No lo hacía por escrito, por el tipo de dato, porque por lo general al dato de calle, se busca si se comenta algo, si se encuentra algo y se puede derivar en una investigación. Por ejemplo había una feria-trueque que se intercambiaban distintos bienes o servicios, y lo que teníamos que detectar es si esos bienes se vendían".

Compartir: 

Twitter
 

Ana Viglione, de Delitos Complejos dijo que Pereyra no investigaba.
Imagen: Alberto Gentilcore
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared