UNIVERSIDAD › LOS EFECTOS DEL ABUSO DE DROGAS SOBRE EL FETO Y EL RECIEN NACIDO

Investigar para la prevención

Los estudios se realizan en el Laboratorio de Toxicología Aplicada de la Facultad de Ciencias Bioquímicas de la UNR. Los análisis no sólo se realizan a madres embarazadas y sus bebés, sino que también a los pacientes del Hospital Centenario que lo necesiten.

 Por Silvana Distefano*

A partir del aumento significativo de la demanda de análisis de drogas psicoactivas en orinas de parturientas y recién nacidos que llegan al Laboratorio de Toxicología Aplicada de la Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), un grupo de investigadores analiza el resultado de las muestras con el fin de aportar información para prevenir y disminuir los efectos del abuso de drogas sobre el feto y el recién nacido. Según la bibliografía que manejan los investigadores, el consumo de sustancias psicoactivas durante el embarazo es un factor de riesgo de morbilidad materna y complicaciones neonatales. "Recibimos muestras de orina de las salas de neonatología y obstetricia del Hospital Centenario, de madres a punto de parir y de chiquitos recién nacidos de uno o dos días de vida solicitándonos la detección de drogas como cocaína y marihuana. El alto porcentaje de casos que suelen dar positivos nos motivó a llevar adelante este estudio", explicó el director del proyecto, Ricardo Girolami.

Desde el Laboratorio de Toxicología Aplicada de la Facultad de Ciencias Bioquímicas de la UNR, el único de carácter público en Rosario, no sólo realizan este tipo de análisis a madres embarazadas y sus bebés sino que cumplen una tarea asistencial de todos los pacientes que ingresan al Hospital Centenario y que necesitan estudios de drogas o cualquier otra sustancias tóxicas. "La demanda de análisis de drogas aumentó en este último tiempo y es importante hacer este tipo de estudio para diseñar políticas de estado. La educación debe ser necesaria", indicó Girolami, co director del Laboratorio.

Sobre el estudio, el investigador contó que "la cocaína se asocia a un número elevado de complicaciones como riesgo de aborto en los primeros meses de embarazo, riesgo de muerte intraútero, desprendimiento de placenta, placenta previa, y prematuridad. En los neonatos expuestos se ha observado disminución de peso y talla, disminución del perímetro cefálico al nacer, aumento del riesgo de anomalías y mayor excitabilidad e hipertonía".

Ante la sospecha de que la madre pudo haber consumido alguna droga de las que se analizan, los médicos deciden enviar las muestras para el análisis. Los resultados positivos alarmaron a los investigadores. "De todas los muestras de orina realizadas entre el período comprendido entre abril del 2010 y julio del 2012 en recién nacidos resultaron positivas para cocaína el 41 por ciento y todas fueron negativas para marihuana", precisó el investigador de la UNR.

"En este período se analizaron 71 muestras que corresponden a 39 muestras de orina de recién nacidos de hasta 48 horas de vida y 32 parturientas hasta 24 horas posterior al parto. Los resultados positivos alarmaron a los investigadores. En el caso de las madres, el 43.7 por ciento fue positivo para cocaína y el 12.5 por ciento para marihuana", amplió Girolami. "Si bien algunos casos dan negativo, de acuerdo a las normativas que dictaminan la positividad (menor de 300 ng/ml), igual se encuentran rastros de cocaína, que ni deberían existir, lo que hace pensar que el recién nacido tuvo contacto con estas drogas", agregó.

La potencial gravedad de los efectos del consumo de drogas psicoactivas durante el embarazo hace que su prevención cobre cada vez más importancia. "La cocaína es estimulante y se metaboliza muy rápido, así que el análisis de orina te da una idea de lo reciente. Si da positivo es que consumió muy cerca de la fecha de parto. Las drogas atraviesan la placenta y llegan al bebé y la cocaína es una de las drogas más peligrosas", advirtió el investigador.

Respecto al origen de las muestras, Girolami dijo que "pertenecen a chicas generalmente jóvenes que vienen a parir, no tienen controles previos de embarazo, tanto es así que llegan a dan a luz sobre la hora. Además, son pacientes con problemas alimenticios que hasta pueden ser consumidoras de otras drogas que no se analizan". Las consecuencias del consumo de drogas son importantes y alcanzan a la madre y a su bebé. "Los pacientes son de riesgo, los chiquitos están excitados, súper estimulados, y presentan como un síndrome de abstinencia", concluyó el investigador de la UNR.

*Integrante de la Dirección de Comunicación de la Ciencia UNR

Compartir: 

Twitter
 

"Hay muchos casos positivos por eso seguimos investigando", dice el director, Ricardo Girolami.
Imagen: Sebastián Granata
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared